Cuando las rosas muestran las espinas

Texto y fotos: Roberto Garaicoa Martínez / 25-06-2019

Las mujeres incorporadas a las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), han encontrado en ese camino, el legado de heroínas como Mariana Grajales, Melba Hernández, Haydée Santamaría, y Vilma Espín.

Ellas reúnen la fuerza necesaria y las cualidades de ser temerarias por naturaleza, no detenerse ante las dificultades, por el contrario saben enfrentarlas y ganar el lugar que les corresponde en nuestra nación, hasta conquistar la igualdad de derechos.

No por la vida de duras faenas en el ejército, ellas dejan de ser entusiastas, sencillas, virtuosas…; cumplen con total compromiso las tareas asignadas para salvaguardar la defensa del país.

Las podemos encontrar en cualquiera de las armas, terrestres, marítimas o aéreas, ocupando cargos de responsabilidad en las unidades militares. Ellas entregan siempre sonrisas… pero son capaces de hincar, y fuerte, en el momento en que nuestra Patria se sienta amenazada. Empuñan las armas con valentía y se entregan.



La mujer, tan valiente y competente como sus compañeros.
Trasmitiendo las órdenes del mando.
Las ideas de Martí, principal enseñanza.
Fijando el tiro.
Durante el desarrollo de su preparación militar.
Enlaces directos