Título: Heredero de una gran obra

Por teniente Maidelis Zambrano Rodríguez / 09-01-2019

De manos inquietas e ideas convincentes recordamos a ese hombre de 95 años. Un educador intachable y modesto revolucionario que no ha muerto; su espíritu de lucha, lealtad y compromiso ante la Patria, lo mantendrán vivo en la historia.

El general de división (r) José Ramón Fernández Álvarez, nació el 4 de noviembre de 1923 en Santiago de Cuba. La educación familiar inculcó en él valores de humanismo.

Desde joven fue atraído por el orden y la disciplina que caracteriza a la formación militar; vocación que más tarde le permitió cursar estudios en diferentes instituciones armadas dentro y fuera del país.

Sin embargo, su buen desempeño y mérito de oficial de academia no fue obstáculo para luchar contra las injusticias que sufría el pueblo. Muestra de ello fue su destacada participación en la Conspiración Los Puros en 1956, hecho por el cual fue condenado a prisión durante casi tres años en la entonces Isla de Pinos.

Al triunfar la Revolución Cubana se incorporó a las tareas del nuevo Gobierno, participó en la Lucha Contra Bandidos, así como en la dirección de los combates en Playa Girón bajo las órdenes del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.

Por su responsabilidad y abnegada actitud ante el trabajo, ocupó numerosos cargos, entre ellos director de diversas escuelas como la de Cadetes del Ejército Rebelde, de Responsables de Milicias en la provincia de Matanzas y de Batallones de Milicias en La Habana. Luego, se desempeñó como jefe de la Dirección de Preparación Combativa y viceministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR).

También ejerció como viceministro primero y ministro de Educación, vicepresidente del Consejo de Ministros y asesor del entonces Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros General de Ejército Raúl Castro Ruz, hoy primer secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC)

Ostentó la condición de fundador del PCC e integró su Comité Central desde el primer Congreso en 1975. Además, fue miembro suplente del Buró Político de 1980 a 1991, diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular desde su constitución en 1976 e integrante del Consejo de Estado entre 1981 y 1993.

A este licenciado en Ciencias Sociales y Profesor de Mérito de la Universidad Pedagógica Enrique José Varona, se le confirieron los doctorados Honoris Causa en Educación de la Universidad de La Habana; en Ciencias Militares de la Academia de las FAR General Máximo Gómez, Orden Antonio Maceo, en Ciencias de la Cultura Física y el Deporte de la Universidad de Ciencias de la Cultura Física, y en Ciencias Históricas de la Universidad de Oriente.

Debido a su vinculación constante al deporte y su conocimiento exhaustivo sobre esta temática, presidió el Comité Olímpico Cubano desde 1997 hasta 2018, año en que resultó electo como su Presidente Honorífico Vitalicio.

Por su desempeño, recibió numerosas órdenes, medallas y condecoraciones, entre las que se destaca el título honorífico de Héroe de la República de Cuba, conferido en 2001.

Por ese legado imborrable que nos hace verlo como figura mítica y legendaria, el Gallego Fernández, continuará siempre presente. Nunca olvidaremos su dedicación cotidiana en la formación de las nuevas generaciones.

Enlaces directos