Actividad sísmica en Cuba

Por Bladimir Moreno Toirán / 18-12-2018

Según el registro sísmico histórico que abarca desde el siglo XVI hasta el XX se han reportado en Cuba unos trescientos sismos perceptibles, de los cuales veinte han afectado a la ciudad de Santiago de Cuba provocando grandes daños materiales.

Entre los fuertes están los sucedidos en junio de 1766 y agosto de 1852 con intensidad de IX grados, el de noviembre de 1852 y febrero de 1932 con VIII grados. En la parte central y occidental de Cuba también se registraron los ocurridos en la zona de Remedios-Caibarién, al norte de la región central, en agosto de 1939, con VII grados de intensidad y el de la localidad de San Cristóbal, en el occidente, con VIII grados en enero de 1880.

Desde el comienzo del registro instrumental, el sismo más fuerte registrado en el territorio nacional fue el acontecido el 25 de mayo de 1992 al suroeste de Cabo Cruz en la provincia de Granma, con una magnitud de 6.9 en la escala de Richter. Anualmente se registran en Cuba como promedio entre cinco mil y seis mil sismos de diferentes magnitudes, la mayoría de ellos en la región suroriental.

Monitoreo sismológico de la República de Cuba.

Con relación al monitoreo sismológico de la República de Cuba, en la década de los años sesenta se instalan las primeras estaciones sismológicas asistidas en Soroa y Río Carpintero, (1964 a 1965).

En los años siguientes se ubican progresivamente varias estaciones, algunas con el objetivo de dar respuesta a estudios sismotectónicos para la construcción de diferentes objetivos socioeconómicos, así como estaciones telemétricas para mejorar el monitoreo sismológico en los alrededores de la ciudad de Santiago de Cuba, que estuvieron en operación de manera temporal. Entonces quedó conformado el Servicio Sismológico Nacional de Cuba (SSNC), perteneciente al Cenais desde su fundación en 1992.

Durante 1998 se efectuó la primera transformación tecnológica del SSNC con ayuda de la República Popular China, permitió la instalación de nuevos sismómetros con tecnología digital, sustituyendo los antiguos sismómetros analógicos. En el 2010 se recibió una segunda donación que marcó el comienzo de la trasmisión en tiempo real a la estación central establecida en Santiago de Cuba.

De 2015 a inicios de 2016 se concretaron transformaciones tecnológicas en el SSNC, como la implementación de los sistemas SeisComp3, Earthworm y RTQuake para la adquisición de datos sismológicos y el sistema PQLX para el sistema de control de calidad de los datos.

Ello posibilitó la adquisición simultánea de la señal proveniente de las estaciones sismológicas ubicadas a lo largo del país, con dieciséis estaciones sismológicas. También de las situadas en países cercanos al área del Caribe: Jamaica, Islas Caimán, Haití, República Dominicana, Islas Turcos y Caicos y EE. UU. (Florida y Base Naval), visualizadas de manera simultánea a la estación central situada en Santiago de Cuba, en la estación de respaldo que se encuentra en la ciudad de Holguín y en el Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil (EMNDC).

Además, se ha facilitado la salida de los datos de nuestras estaciones en tiempo real por Internet para ser utilizados por consorcios internacionales de monitoreo y seguimiento de la sismicidad a nivel mundial, que incluye los sistemas de alerta de tsunami del Caribe.

Asimismo, a finales de 2016 se pretende implementar por primera vez en el país una red de acelerógrafos en las ciudades de Santiago de Cuba y Guantánamo para la determinación en tiempo real de las aceleraciones del terreno, en caso de ocurrir sismos moderados o fuertes.

Como resultado de estas transformaciones tecnológicas han mejorado notablemente la calidad y precisión de los Sistemas de Localización Automática y el incremento de los niveles de respuesta al EMNDC. También se logró la independencia tecnológica por la incorporación de equipamiento de diferentes tecnologías y fabricantes a la red de estaciones del SSNC. De igual forma, se ha potenciado el desarrollo de investigaciones, cuyos efectos permiten establecer estrategias de gestión de riesgos a escala regional y local.

Enlaces directos