El histórico vuelo de un cubano al cosmos

Por Bega / 20-09-2018

El 18 de septiembre de 1980, a las 10 de la noche, con 11 minutos y 4 segundos hora de Moscú, se puso en movimiento el cohete portador de la nave de transporte espacial Soyuz 38 por el empuje de los veinte millones de caballo de fuerza de los motores.

Desde el cosmódromo de Baikonur, en las estepas de Kazajastán, volaba hacia el cosmos por primera vez un cubano, el teniente coronel Arnaldo Tamayo Méndez como cosmonauta investigador, y lo acompañaba el coronel soviético Yuri V. Romanenko, quien iba al frente de la misión.

Eran las tres de la tarde, con 11 minutos y 4 segundos en Cuba, cuando inició el despegue. El pueblo de Cuba seguía a través de la pantalla de sus televisores el acontecimiento. Viajaba hacia el espacio el primer latinoamericano.

Aproximadamente, un día después la Soyuz 38 se acopló a la estación orbital Saliut 6 donde permanecían los cosmonautas Leonid Popov y Valeri Riumin.

Además de su significación política, la esencia de los vuelos espaciales patrocinados por el Programa Intercosmos, creado en 1967 a partir de una colaboración entre la otrora Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas y otros países del campo socialista, consistía en las investigaciones, experimentos científicos y técnicos.

Durante una semana Arnaldo Tamayo, con la colaboración de sus compañeros, ejecutó 27 proyectos elaborados por científicos y expertos de Cuba y la URSS, también continuaron con otros iniciados por Bulgaria y Hungría. En el complejo orbital la noche duraba aproximadamente 37 minutos y el día de 45 a 47.

Luego de 128 órbitas circunterrestres la tripulación de la Soyuz 38 retornó al Planeta Azul, como nombraría el primer astronauta de la historia, Yurin Gagarin, a la Tierra. El 26 de septiembre Tamayo y Romanenko tocaban el suelo de Kasajastán cerca de las diez de la noche, según el horario de ese país.

Entonces el presidente de la Unión Soviética, Leonid Ilich Brezhnev, condecoró a Arnaldo Tamayo y a Yuri Romanenko, por segunda ocasión, con la Medalla de Oro de Héroe de la URSS y la Orden Lenin. En Cuba, después del recibimiento del pueblo, el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz les impuso el título de Héroe de la República de Cuba y la Orden Playa Girón.

Enlaces directos