Los cuatro malos consejos que Bolton podría dar a Trump (Segunda parte)

Por: José Ramón Rodríguez Ruiz / 12-04-2018

Tema 3: Venezuela
El camino recorrido por la administración Trump respecto a Venezuela acumula ya una extensa hoja de agresiones en los planos mediático, económico y diplomático fundamentalmente.

Luego de la llegada del magnate presidente a la Casa Blanca, los esfuerzos por derrocar al gobierno legítimo de Venezuela mediante la instigación a la inestabilidad interna, el patrocinio de la oposición y el aislamiento internacional, se recrudecieron. La Guerra No Convencional contra la patria de Bolívar rozó los matices de la subversión armada y solo la voluntad del pueblo venezolano y la resistencia de sus líderes, han impedido una sangrienta confrontación interna.

El nuevo consejero de Trump no perderá oportunidad para susurrar opciones erróneas respecto a esto.

“Dada la predisposición del embajador Bolton a defender un cambio de régimen en Irán y otros lugares, es concebible que la política estadounidense pueda evolucionar para incluir llamadas explícitas al derrocamiento de Maduro y a acciones en apoyo a una política semejante”, advierte Michael Camilleri, analista del tanque pensante “Diálogo Americano” de Washington, según reporta DPA.

Bolton comparte con Pompeo la visión de que el Gobierno de Maduro está infiltrado por Cuba, Irán y Hezbolá. “La penetración extranjera de Venezuela carece de precedentes”, escribió a principios de este año en un artículo publicado por el medio digital The Hill.

El pasado año, cuando Trump iba camino de cumplir seis meses en la Casa Blanca, Bolton aseguró estar “muy preocupado” por la posibilidad de que la inestabilidad venezolana se extendiera a Colombia y, de ahí, a EE.UU.

Venezuela “es una fuente real de problemas potenciales para EE.UU.”, aseguró. Y, en declaraciones a la publicación de extrema derecha “Breitbart”, dijo que Trump no estaba haciendo lo suficiente en el tema venezolano.

“No estoy seguro de que la nueva administración esté enfocándose adecuadamente en América Latina. No puede ir en favor del interés estadounidense que Venezuela se convierta en un Estado fallido y se convierta potencialmente incluso en un refugio para terroristas internacionalmente”, manifestó.

Con estas credenciales, no es difícil figurarse cuales pudieran ser las sugerencias de Bolton a Trump en interés de “hacer más” en relación con el tema venezolano. Este será sin dudas otro muy mal consejo, y los que amamos a Venezuela tendremos que estar más atentos que nunca.

Tema 4: Cuba
John Bolton es un viejo conocido de los cubanos. Sus maquinaciones sobre la supuesta posesión y fabricación de armas biológicas por parte de la Isla durante la administración de Bush (hijo) ocupan un lugar importante entre los pretextos más pérfidos en función de justificar una agresión a la Mayor de las Antillas, que esa potencia haya esgrimido contra nuestro pueblo.

Llega Bolton a la Casa Blanca que desbarató el “deshielo” legado por Barack Obama e instauró un impasse enrarecido donde, como en épocas del Maine, EE.UU. se vale de pretextos burdamente elaborados para hacer avanzar sus intereses. El tema de los “ataques acústicos” parece algo que saldría de la cabeza de alguien como John Bolton.

Ante el nombramiento de Bolton, medios como The Guardian se preguntan si este echará otra mirada a la política hacia Cuba, sabiendo que fue un duro crítico de las decisiones de Obama.

Al conocer el nuevo miembro del equipo Trump, el senador Marco Rubio, cabecilla del lobby anticubano del Congreso señaló: “Conozco bien a Bolton y creo que es una excelente opción y hará un gran trabajo como Asesor de Seguridad Nacional”. Dime a quién le caes bien y te diré quién eres.

Pero pienso que para pronosticar cuales serían las movidas de Bolton contra la Isla nada mejor que sus propias palabras. En un artículo signado por el propio Bolton en 2015, criticando las decisiones de Obama respecto a Cuba, el halcón deja clara sus posturas:

- Propuso que el Congreso tomara medidas para prohibir mediante legislación que la Administración pudiera devolver el territorio ilegalmente ocupado por la Base Naval de Guantánamo a Cuba.

- Considera que no hay razones para suspender las operaciones de Radio y TV Martí, por el contrario, propone que el Congreso aumente los fondos para las transmisiones, especialmente de TV Martí.

- Promueve el apoyo a grupos contrarrevolucionarios al interior de Cuba como las “Damas de Blanco”, así como la llamada “libertad de expresión y reunión”.

John Bolton consideró en su momento que la política de Obama era una tragedia para el pueblo cubano y que debía ser una de las primeras prioridades de la siguiente administración revertirla por completo. Al parecer la conexión entre Trump y Bolton no es nada nueva pues este consejo fue seguido por Trump mucho antes de que Bolton se volviera su consejero.

Un error en cualquiera de los cuatro asuntos abordados puede acarrear consecuencias globales. Uno de ellos en particular posee el signo de la guerra nuclear.

Trump y su gabinete de guerra pronto mostrarán sus credenciales en cada uno y habrá que prepararse para lo impensable. La Casa Blanca se llena de halcones, neoconservadores, impacientes e irracionales individuos capaces de dar malos consejos a alguien que no los necesita para tomar malas decisiones. Veamos que sucede con estos y otros temas. Estemos listos para todo.

Referencia:
Bolton, John: Obama’s outrageous Cuba capitulations, publicado por nydailynews.

Enlaces directos