John Bolton, el cambio de Gobierno en Irán más allá del eje del mal

Por: Arnaldo Laborde Williams / 04-04-2018

John Bolton, el nuevo asesor de Seguridad Nacional de Donald Trump, es un viejo “halcón guerrerista”, ideólogo ultraconservador y ardiente defensor del "interés nacional", muy a tono con el “America First” de su mentor Donald Trump.

Con esta designación, el Presidente de Estados Unidos colocó en una posición estratégica a un político polémico, uno de los artífices del falso argumento sobre las armas de destrucción masiva de Sadam Hussein, empleado como pretexto para invadir Iraq en el 2003.

Crítico acérrimo de cuanto tratado multilateral involucre a Estados Unidos, Bolton es un defensor de primera línea de la opción militar como estrategia preventiva y a partir del 9 de abril se convertirá en el próximo coordinador de estrategias y políticas de la actual administración, es decir, una de las voces más cercana al oído del Presidente.

Bolton está involucrado en una amplia variedad de centros de investigación e institutos de política conservadores, incluido el American Enterprise Institute, la Asociación Nacional del Rifle, el Instituto Judío de Seguridad Nacional y la Heritage Foundation.

Precisamente en esta institución presentó, el 6 de mayo de 2002, un discurso que nombró “Más allá del eje del mal: amenazas adicionales de las armas de destrucción masiva”, en el cual valoró el nuevo ambiente de seguridad y cómo prevenir la nueva ola de terrorismo.

En dicha alocución mencionó a varios países que poseían capacidad para producir armas biológicas, y por tanto constituían una amenaza a la Seguridad Nacional de Estados Unidos. Entre ellos estaban Corea del Norte, Cuba Iraq, Irán, Libia y Siria.

Al referirse a Irán, Bolton expresó: “Los iraníes tienen toda la experiencia farmacéutica necesaria, así como también la infraestructura comercial necesaria para producir, y ocultar, un programa de guerra biológica”.

Este viejo halcón fue quien en el año 2015, al conocer de las negociaciones multilaterales sobre el programa nuclear iraní recomendó, en un artículo publicado en el The New York Times, que solo una acción militar podía evitar que los iraníes obtuvieran un arma atómica.

Es el mismo que expresó en Paris hace un año, durante la reunión anual del Consejo Nacional de Resistencia de Irán, que el resultado de la revisión de la política hacia Teherán por parte de la administración Trump debería ser que la revolución islámica no cumpliera los 40 años en el plazo de dos años, lo cual significa derrocar ese gobierno antes de febrero de 2019.

A la par, mantiene además contactos con la Organización de los Muyahadines del Pueblo de Irán, un grupo opositor que ha llevado a cabo numerosos ataques terroristas en el país. Hace aproximadamente un año, Bolton visitó Albania y pronunció un discurso en Tirana, que acoge a esta organización iraní en el exilio, en el que calificó de fracaso el acuerdo nuclear y negó cualquier legitimidad al régimen de Teherán.

Igualmente, durante una reciente intervención en el programa Fox & Friends, Bolton felicitó a su mentor por el apoyo a las manifestaciones antigubernamentales ocurridas en Irán, y le expresó que su actitud constituía un cambio enorme y positivo, en comparación con la administración Obama, pero aún faltaba mucho por hacer.

Explicó que estas protestas son diferentes a las postelectorales del 2009, que cuestionaron la legitimidad de las elecciones del entonces presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad, ya que en estas se trata de la supervivencia del gobierno iraní.

"Estas protestas son más amenazantes para los ayatollahs, mucho más peligrosas” y afirmó que Estados Unidos debería apoyar un cambio de régimen en Irán, calificándolo como la "única solución a largo plazo" para las amenazas en el Medio Oriente.

Unos días después fue entrevistado por el programa de radio Breibart News Daily con estrechos vínculos con Trump en el que expresó: "Creo que el pueblo de Irán anhelaría un nuevo régimen", y sugirió que Estados Unidos debería apoyar a los grupos opositores que buscan derrocarlo. "No creo que el régimen sea popular, pero creo que tiene las armas. Y creo que hay formas de apoyar a la oposición que no involucra el uso de la fuerza militar estadounidense, eso sí, implica ayudar a la oposición a obtener un tipo diferente de gobierno”.

Finalmente, pidió a Trump que reanude todas las sanciones anteriores para ejercer una mayor presión económica sobre el gobierno, proporcione apoyo material y financiero a la oposición y trabaje con servicios de Inteligencia de otros países.

Ojo con esto, pues lo pedido por Bolton a Trump se acomoda a cualquiera de los países que dieciséis años atrás él mismo acuñó como “más allá del eje del mal”. Hoy es Irán, pero mañana puede ser Corea del Norte o Cuba.

Aunque los medios de prensa internacionales no han reflejado hasta el momento la postura que asumirá Teherán ante el nombramiento de Bolton, la designación del nuevo asesor de Seguridad Nacional apunta claramente a que Trump pudiera estar preparando la salida del acuerdo nuclear.

Para aquellos que analizamos estos temas, el consejo es mantenerse alerta, pues el guión ya fue escrito, lo único que falta es buscar a los actores de reparto, pues el protagonista principal está listo, solo falta la voz de “acción” y empezar a rodar la película.

Enlaces directos