Tomen nota: la agenda de John Bolton para Cuba

Por: Katherinne Díaz Pérez / 28-03-2018

El 22 de marzo de 2018, el presidente de EE.UU., Donald Trump, anunció que a partir del 9 de abril, John Bolton será su nuevo asesor de Seguridad Nacional. Para los cubanos con mayor experiencia que vivieron el nacimiento de la guerra contra el terrorismo y la cacería de brujas, Bolton es un funcionario conocido, sobre todo recordamos cuando en 2002 nos acusó de poseer armas biológicas.


Algo risible, pero proviniendo de un subsecretario de Estado para Asuntos de Control de Armas de EE.UU. en ese contexto constituyó una falaz denuncia. Quizás, para los más jóvenes, los que nacieron un poco antes de esa década o después, esta figura se haya perdido en los vericuetos de la política estadounidense. Para unos y otros cubanos, no importa, tomen nota. A continuación, presentamos las declaraciones más importantes que ha hecho sobre la Isla.

Como dijimos, el 6 de mayo de 2002 John Bolton ofreció un discurso en el tanque pensante “Heritage Foundation”. Un detalle: hoy es la institución que asesora a la administración de Trump. Aquella alocución la nombró “Más allá del Eje de Mal: Las amenazas adicionales de las Armas de Destrucción de Masa”.¹ En ella, fue abordando diferentes países y Cuba fue la última antes de ofrecer las conclusiones. En esa ocasión, dijo:

“Además de Libia y Siria, hay una amenaza que viene de un país signatario de BWC – se refiere a la Convención sobre Armas Biológicas-, y una que miente simplemente a 90 millas del territorio de EE.UU.: llamada, Cuba. Este estado totalitario ha sido mucho tiempo un violador de derechos humanos. […] Los ciudadanos no tienen el derecho para cambiar a su gobierno apaciblemente […] El Gobierno negó a sus ciudadanos las libertades de discurso, prensa, asamblea y asociación”.

Tal discurso es el mismo que repiten el senador Marco Rubio y los funcionarios cubanoamericanos y estadounidenses más radicales y reaccionarios hacia Cuba. ¿No les parece curioso? Años después de este discurso, Libia fue víctima de una campaña de Guerra No Convencional y asesinaron a su líder Muamar al Gadaffi. Siria todavía hoy es un campo de batalla para derrocar a su presidente Bashar Al Assad y están buscando con Irán la cancelación del acuerdo nuclear firmado en la administración de Barack Obama. En la actualidad, son tres países que tienen prioridad en la política exterior.

Y para cerrar, sugirió que a través de nuestra industria biomédica, apoyada hasta 1990 por la otrora Unión Soviética, Cuba realizaba esfuerzos “ofensivos y limitados” en desarrollar e investigar la Guerra Biológica. Antes tales afirmaciones, la prensa estadounidense se volcó a buscar evidencias, pero al parecer dicha conjetura había sido extraída y manipulada de un reporte de la comunidad de Inteligencia reconociendo nuestras potencialidades en la rama en 1999. Este tipo de declaración se parece a la búsqueda de pretextos que necesita Washington para realizar una acción; al estilo de las armas químicas que nunca fueron encontradas en Irak en 2003.

Luego, mientras Obama y el General de Ejército el 17 de diciembre de 2014 realizaban los anuncios históricos sobre las relaciones entre ambos países, Bolton ofrecía una entrevista a un show de la cadena televisiva MSNBC.² En tal espacio, comentó que el Presidente estaba entregando “vida económica” al Gobierno cubano, en vez de ejercer presión y, con ello, espetó que esa decisión no beneficiaría al pueblo de Cuba.

Respecto al bloqueo económico, afirmó que “ha tenido un impacto significativo en reprimir a Castro y a su régimen durante los años. El hecho que ellos no se hayan muerto, todavía, o que las personas de Cuba no han tenido los medios todavía para derrocarlos no demuestra que la política era un fracaso. Demuestra que ellos se sostuvieron por el totalitarismo a través de ese periodo entero”. De manera que el bloqueo para este funcionario es efectivo y está fuera de cualquier perspectiva que constituye un genocidio y afecta a millones de cubanos y ahora hasta estadounidenses. Me pregunto si después del próximo 19 de abril cuando, de manera soberana y legítima, elijamos al nuevo Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros seguirá inamovible dicha obsoleta visión del bloqueo.

El último documento más reciente e icónico de Bolton hacia Cuba resultó ser un artículo publicado el 13 de julio de 2015 en New York Daily News.³ Por el contexto y antecedentes, se deduce que continuó criticando la política de Obama. Allí repitió que el restablecimiento de las relaciones y apertura de embajadas en ambos países no se apega a los intereses de los ciudadanos y la política exterior estadounidenses. Avizoró la posibilidad de que Obama viajara a la Isla, antes de dejar la oficina, y denunció que su administración “no ha recibido nada esencialmente”.

Esta vez, como asunto novedoso resaltó que el Congreso debía realizar todo lo posible para evitar que se cerrara el centro de detención y mucho menos se podía permitir la devolución de la base naval de EE.UU. en la bahía de Guantánamo. Además, destacó la necesidad de que por ninguna razón se “suspendan o reduzcan de alguna forma las transmisiones de Radio y TV Martí. “Más bien, el Congreso debe aumentar sus presupuestos, sobre todo para la TV Martí”, sugirió. Y para culminar, exhortó el apoyo a los “activistas de derechos humanos” como las desprestigiadas Damas de Blanco.

Para quienes seguimos estos temas el discurso les parecerá redundante. Es de la línea más anticubana del Gobierno de EE.UU. hacia nuestro país. Está en coherencia con la política propiciada por la administración de Donald Trump. Así que tomen nota: subversión, más transmisiones de Radio y TV Martí, recrudecimiento del bloqueo económico, no cierre de la prisión ni devolución de la ilegal base naval, denuncias y demandas por presunta falta de democracia y derechos humanos serán los estrechos pilares de las declaraciones y de la agenda que tiene para proponer hacia Cuba el nuevo asesor de Seguridad Nacional. Esta seguramente fue una de las razones por la que Donald Trump lo eligió para que fuese quien le “cuchicheara” al oído.

Referencias:

1. Ver Beyond the Axis of Evil: Additional Threats from Weapons of Mass Destruction por John Bolton, Washington D. C., 6 de mayo 2002, disponible en http://www.voltairenet.org/article197416.html.

2. Es en audio, disponible en http://www.hughhewitt.com/ambassador-john-bolton-cuba-2016/

3. Ver Obama outrageous Cuba capitulations por John Bolton, publicado en New York Daily News, disponible en http://www.nydailynews.com/opinion/john-bolton-obama-outrageous-cuba-capitulations-article-1.2288591

Enlaces directos