Fundidos en el bronce del titán

primer teniente Dalia Isabel Giro López / 19-12-2017

El sitio donde reposan los restos del Mayor General Antonio Maceo Grajales, lugarteniente general del Ejército Libertador y su ayudante el capitán Francisco Gómez Toro, Panchito, alcanza cada 7 de diciembre una dimensión especial.

Por ello, a 121 años de su caída en combate fueron homenajeados en el Mausoleo del Cacahual con un acto político y ceremonia militar, donde se recordó a esas figuras cuya honra y dignidad los convierte en inmortales.

Fue esta la fecha y el sitio más oportunos para recibir mediante la Operación Tributo, hace 28 años, los restos mortales de los combatientes caídos en misiones internacionalistas; sepultura que se realizó de manera simultánea en 167 municipios del país. Savia diseminada por el archipiélago como garantes de nuevas victorias.

La conmemoración estuvo presidida por el general de cuerpo de ejército Álvaro López Miera, viceministro primero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) y jefe del Estado Mayor General y Mercedes López Acea, vicepresidenta del Consejo de Estado y primera secretaria del Comité Provincial del Partido en La Habana.

Acudieron, además, miembros de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana (ACRC), cuya organización fue constituida este día de 1993 en trascendental simbolismo, para agrupar a los hijos del pueblo que lucharon y luchan por la posibilidad de un mundo mejor.

También asistieron dirigentes del Partido, el Gobierno, la Unión de Jóvenes Comunistas, organizaciones estudiantiles, combatientes del Ejército Rebelde y la lucha clandestina, internacionalistas; jefes y oficiales de las FAR, el Ministerio del Interior, familiares de los combatientes caídos en tierras hermanas, así como representantes del Cuerpo Diplomático Militar Acreditado en Cuba.

Los presentes recordaron al hombre que de soldado llegó a ser lugarteniente general, un gran estratega militar que representa el espíritu del patriota cubano. “Paradigma por excelencia de los momentos difíciles por su ejemplo de guerrero mostrado en más de ochocientas acciones combativas, por lo general frente a fuerzas superiores”, rememoró en las palabras centrales del acto el general de división José A. Carrillo Gómez, presidente de la ACRC.

Rocío Maceda Valle, estudiante de séptimo grado de la secundaria básica Luis Augusto Turcios Lima, quien resultó ganadora provincial del concurso Amigos de las FAR, manifestó la seguridad que sienten los pioneros de contar con una institución militar que cuide los sueños y realizaciones de cada cubano, como batallar constante aprendido de nuestros antepasados. “Defender a la Patria desde nuestras trincheras que son las aulas”, añadió.

Fieles como Panchito continuamos los revolucionarios, defendiendo las ideas de nuestros próceres independentistas. Orgullosos de esa estirpe gloriosa, ahora, cada 7 de diciembre en el Mausoleo del Cacahual, mientras evocamos la memoria de ese gladiador por la libertad de Cuba que es Maceo, asimismo homenajeamos al líder de la Revolución Cubana cuyo ejemplo se funde en el mismo bronce del Titán.

Enlaces directos