Discurso en homenaje al comandante Camilo Cienfuegos

camilita Karenny Heinrich Rodríguez / 30-10-2017

Este 27 de octubre, la camilita Karenny Heinrich Rodríguez inició el homenaje del pueblo cubano al comandante Camilo Cienfuegos Gorriarán en la Plaza de la Revolución José Martí de La Habana. Al reproducir su intervención, mostramos el compromiso de los jóvenes con este héroe de la Revolución, orgullo de la Patria.


Compatriotas:

Hace 58 años la Cuba revolucionaria recibió una de las noticias más tristes de su historia: la desaparición física del comandante Camilo Cienfuegos.

Se había perdido una de las imágenes más claras del pueblo cubano y de sus ideales más puros; aunque debemos decir que su doloroso extravío también terminó de convertirlo en lo que hoy es, un símbolo, una leyenda.

Camilo ha vencido a la muerte y los años, para permanecer indeleble en nuestra memoria, invencible, como lo fue en su vida de revolucionario.

Su ejemplo fue motivo para crear las escuelas militares que llevan el glorioso nombre de Camilo Cienfuegos.
Para los camilitos, al igual que para los jóvenes cubanos, el Señor de la Vanguardia representa un guía insustituible en la adquisición de valores elementales para la forja de un hombre íntegro y consagrado, cualidades que nos convocan a ser mejores estudiantes y mejores revolucionarios.

El Guerrillero Heroico Ernesto Che Guevara afirmó: “Camilo fue el compañero de cien batallas, el hombre de confianza de Fidel en los momentos difíciles de la guerra y el luchador abnegado que hizo siempre del sacrificio un instrumento para templar su carácter y forjar el de la tropa”, definía, para la futuras generaciones, dimensiones de un jefe, de un combatiente, de un cubano dispuesto a luchar por su patria.

Camilo está presente en esos cubanos que hoy contribuyen a edificar para bien de todos y sobre la sangre de los caídos en la lucha, una Cuba digna de sus tradiciones y de su historia.

¡Camilo vive en cada victoria de nuestro país!

De las cualidades de Camilo, existía una que sobresalía por encima de todas, su fidelidad a Fidel y al pueblo, puesta de manifiesto cuando al ser ascendido a Comandante expresó: “Gracias por darme la oportunidad de ser más útil a nuestra sufrida Patria. Más fácil me será dejar de respirar que dejar de ser fiel a su confianza”.

Por estas razones, cada 28 de octubre, cuando arrojamos flores al mar para perpetuar su recuerdo, pensamos que él está presente cada día, como un espíritu que nunca nos abandona porque aun después de muerto es inmortal.

No piense el imperialismo que con sus cantos de sirena vamos a olvidar a nuestros héroes y mártires para caer en su artimaña de subversión política e ideológica. Sepan que somos continuadores del hermoso legado de un revolucionario íntegro, comprometido con su pueblo.

Compatriotas, a 58 años de la desaparición física del comandante Camilo Cienfuegos, marchemos juntos en dirección al mar, llevemos en nuestras manos una flor como símbolo del respeto y tributo que sentimos por nuestros héroes de la Patria, hagamos validar con nuestro actuar el recuerdo eterno del “Señor de la Vanguardia”, expresión de su sonrisa agigantada convertida en pueblo.

¡Viva el líder de la Revolución Cubana, Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz!

¡Viva el General de Ejército Raúl Castro Ruz!

¡Viva el ejemplo del comandante Camilo Cienfuegos!

¡Viva la Revolución Cubana!

¡Patria o muerte!

¡Venceremos!

Enlaces directos