La histórica batalla V

Fragmentos del discurso pronunciado por el entonces ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias general de ejército Raúl Castro Ruz, al conmemorarse el décimo aniversario del ataque a Playa Girón. / 21-04-2017

Al día siguiente, el 17 de abril, desembarcó la brigada y se entabló la histórica batalla. El entonces pequeño Ejército Rebelde y la Policía Nacional Revolucionaria, junto a miles de obreros y campesinos que se unían en las milicias, golpearon fuerte y rápidamente al agresor hasta derrotarlo. Un lugar muy destacado tuvieron nuestros pilotos en la victoria. Con unos pocos y antiguos aviones lograron hostigar y destruir o poner en fuga a la aviación enemiga.

Junto a nuestros heroicos pilotos y artilleros antiaéreos, los abnegados técnicos de la aviación, muchos de ellos casi niños todavía, y con escasos conocimientos lograron mantener a nuestros aviones listos para el combate en todo momento, incluso adaptándoles piezas de técnicas terrestres. Algunos de aquellos muchachos con posterioridad se superaron culturalmente y luego, en Cuba y la Unión Soviética, se hicieron especialistas calificados e,incluso, ingenieros y hoy se encuentran en nuestra fuerza aérea.

Nuestro pueblo estaba consciente de que defendía la primera oportunidad que había tenido en la historia de romper la cadena de la explotación capitalista. La victoria se logró por el heroísmo de todo el pueblo combatiente, la acertada dirección de su Comandante en Jefe, Fidel Castro, y por la formidable solidaridad internacional.

América Latina se estremeció de un extremo a otro, no hubo un solo pueblo que no manifestara con vehemencia su solidaridad con Cuba. En muchos países se crearon, de inmediato, grupos de voluntarios decididos a incorporarse a la lucha de nuestro pueblo. A pesar de la represión imperialista, el ardor de los pueblos era incontenible. En Chile y en Uruguay se realizaron masivas y combativas manifestaciones de repudio al imperialismo. Las grandes manifestaciones de Guatemala fueron atacadas por la policía, que asesinó a cuatro defensores de la libertad de Cuba, entre ellos el estudiante Jorge Gutiérrez y el hondureño Guardado Lara. En Venezuela durante una manifestación fue muerto a balazos el menor Edgardo González. Pero la represión no podía detener a los pueblos y el sepelio de este joven se convirtió en una nueva demostración de solidaridad con Cuba. En Perú, en Colombia, en todos los países latinoamericanos, obreros y estudiantes, las masas populares en general se lanzaban a las calles al llamado de la Revolución agredida.

Los países del campo socialista nos dieron su apoyo desde el primer momento. La Unión Soviética, en es pecial estuvo junto a nosotros y ya había comenzado a entregarnos las primeras armas gratuitamente, muchas de las cuales pelearon en Playa Girón.

En todos los países del mundo se movilizaron las fuerzas progresistas en defensa de la joven Revolución Cubana.

Referencia:

Tomado de la revista Verde Olivo , edición 17, 25 de abril de 1971

Enlaces directos