Honores compartidos

Por Sonia Regla Pérez Sosa / 19-04-2017

En conmemoración al Día del Miliciano, las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) entregaron la Réplica del Machete Mambí del Generalísimo Máximo Gómez a un grupo de escritores, historiadores, músicos, profesores y oficiales, quienes han vinculado su obra artística a la institución militar.

Tras el otorgamiento, Verde Olivo intercambió con algunos de sus colaboradores, quienes recibieron este lauro tras varios años de tener como una de sus principales misiones la formación patriótica de los cubanos.

Aquí les ofrecemos algunas de sus impresiones, así como de manera íntegra, las palabras de la primera bailarina del Ballet Nacional de Cuba, Viengsay Valdés Herrera, quien habló en el acto en nombre de todos los premiados.

Teniente coronel (r) José Ángel Gárciga Blanco:

Autor de más de quince libros que abordan la temática del internacionalismo y la lucha del pueblo cubano contribuyendo a la educación patriótico-militar e internacionalista. Cumplió tres misiones internacionalistas.

“Este reconocimiento, constituye un gran orgullo, un regocijo. Incluso, por tenerlo entre mis manos estoy muy contento, pues no me esperaba esta distinción tan significativa para mí.

“Este es el resultado de mi labor como investigador, escritor y es la mejor manera que tengo para llevar a los más jóvenes mis experiencias y saberes, así como de las personas que estuvieron muy cercanas a mí. Todo ello me enorgullece y me hace escribir más”.

Omar González Jiménez:

Ha ocupado diversas responsabilidades, entre las que sobresalen Presidente del Instituto Cubano del Libro y del ICAIC. Colaborador de la revista Verde Olivo y el Sitio Web de la Defensa.

“La réplica tiene una carga simbólica muy grande. Y yo la valoro como si se tratara del mismo machete que empuñaba Máximo Gómez en los combates, un símbolo muy relacionado con la historia de Cuba, pues el machete mambí tiene esa connotación ética de valentía, gallardía, limpieza, que sufrió deslealtad, pero también tuvo el privilegio de estar al lado de Martí, de que Martí nombrara a su dueño el Generalísimo.

“Para uno, que desde la humildad se acerca a la historia, este reconocimiento tiene una carga inmensa y yo lo veo como el resultado no de mi trabajo, sino como secuela de mi generación, de mi familia, de mis amigos, por el apoyo brindado. Lo considero un compromiso, pues el machete es un clamor permanente al combate”.

Mayor Ramón Mauriño Rodríguez:

Director del Conjunto Artístico Integral de Montaña (CAIM) de Granma, por más de catorce años, alcanzando diversos reconocimientos como el premio nacional de cultura comunitaria y la Réplica del Machete Mambí del Generalísimo Máximo Gómez.

“El mayor reconocimiento por todos estos años que llevo en el CAIM de Granma, es compartir con los muchachos que llegan muy jovencitos y se forman como artistas con nosotros, sin ellos no se hubiese obtenido esta distinción. Su calidad artística, sacrificio, esfuerzo y abnegación en todas las tareas, me perfecciona y hace crecer.

“Este es uno de los méritos más importantes que he recibido, pues es otorgado por el Ministro de las FAR a personalidades de la cultura. Ello me hace pensar en la estabilidad de los miembros del conjunto, en el trabajo desarrollado en los lugares de difícil acceso donde actuamos, donde ayudamos a soñar a través del arte”.

Capitán Amaury Hechavarría Cedeño:

El CAIM desarrolla una intensa labor de promoción cultural y en la salvaguarda de las tradiciones más auténticas de la cultura cubana. Ha desempeñado un importante papel en la labor de la educación patriótico-militar e internacionalista con las familias de la serranía, combatientes del Ejército Juvenil del Trabajo y unidades militares.

“Para el CAIM de Santiago de Cuba esta distinción significa un reto, pues continuaremos defendiendo la razón de ser nuestra, para llevar la cultura a lo más intrincado de la montaña.

“Reconocemos de esta manera el trabajo de las personas que transitaron por el conjunto. Además, el galardón nos convoca a trabajar mejor en cada una de las actividades que le presentamos al público y nos hace multiplicarlas a pesar de las limitaciones. Los CAIM han demostrado que cuando no hay combustible, cuando la técnica está rota, basta una tumbadora y un solo integrante para hacer mover las comunidades”.

Viengsay Valdés Herrera:

Es una de las más brillantes bailarinas cubanas. Como primera bailarina del Ballet Nacional de Cuba ha participado en conciertos, y actividades organizadas por las FAR.

“Constituye para mí un gran honor a la vez que encierra una enorme responsabilidad, hablar en nombre de todos los que en el día de hoy recibimos la Réplica del Machete Mambí del Generalísimo Máximo Gómez.

“Hoy, una gran emoción nos embarga, no solo por el significado que encierra tan alto y preciado reconocimiento, sino también por recibirlo en una fecha memorable para todos los cubanos, y en un lugar lleno de historia, cadalso de tantos patriotas.

“Permítanme citar a nuestra Alicia Alonso cuando dijo: “El arte no tiene Patria, pero el artista sí”. Fiel a esa principio, expresamos la promesa de que la misma voluntad nos impulsará en el futuro porque: Ser Cubanos es nuestro orgullo.

“Agradezco en nombre de mis compañeros estos honores que recibimos con humildad y sepan que asumiremos el compromiso que tan alta distinción representa, patentizando, una vez más, nuestra disposición a defender la obra de la Revolución y mantener vivo el legado de nuestro querido Comandante en Jefe.

Y si alguna vez la Patria se viera amenazada, no vacilaremos en convertirnos en soldados artistas, lucharemos con el mismo ímpetu, bravura y valentía, como lo hicieron nuestros mambises, empuñando sus machetes, entonces, haremos nuestro el grito de lucha de: ¡Viva Cuba Libre! ”

Enlaces directos