A los eternos tripulantes de Verde Olivo

Por Sonia Regla Pérez Sosa / 12-12-2016

Una tarde lluviosa y con mal tiempo, como las que azotaron al Granma durante su travesía libertaria, acompañó, sesenta años después, a los miembros de la Casa Editorial Verde Olivo (CEVO) durante la presentación de la revista No.5.

El ciclo de la vida se impuso, pues este número especial de la publicación está dedicado al aniversario 60 del desembarco de los expedicionarios del yate Granma y a la fundación de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR).

Entre las temáticas abordadas en la edición monotemática, se encuentra un homenaje a los caídos; a los oficiales, sargentos, soldados, marineros y trabajadores civiles de las FAR, miembros de unidades permanentes o de la reserva; “a quienes con su disposición cotidiana y constante hacen de nuestra institución un baluarte invencible al servicio de la Patria”, manifestó el teniente coronel Rigoberto Santiesteban Reina, director de la CEVO.

La capitalina Casa del Alba Cultural, acogió a algunos protagonistas y autores de los trabajos publicados, así como a lectores. En esta ocasión, el invitado de honor fue Antonio del Conde Pontones, El Cuate, a quien entrevistó el coronel (r) René González Barrios en su sección Precursores, una entrevista inédita hasta la fecha, la cual puede encontrarse en la obra presentada.

El agasajado compartió sus vivencias, calificadas por los presentes como tesoro nacional cubano, pues los enamoró de lo increíble al revivir al líder de Revolución Fidel Castro Ruz, a pocos días del tributo interminable que le rindiera el pueblo.

En las 64 páginas de la nueva entrega, además de las secciones habituales, se encuentran fragmentos de la entrevista concedida por el General de Ejército Raúl Castro Ruz, entonces Ministro de las FAR, al teniente coronel Jorge Martín Blandino, titulada: Seremos siempre tripulantes del Granma . Según la capitana Dunia Cardosa García, jefa de Departamento, “en ella se resalta el papel de Fidel y el pueblo en los principales hechos de la historia cubana de los últimos años”.

El intercambio permitió también hacer un recuento del desarrollo de la institución militar a través de las experiencias de sus miembros, esos que, aunque no embarcaron en Tuxpan, se sienten parte de la historia y se animan a escribirla o leerla.

“Constituye este nuestro tributo al Comandante en Jefe, que será eterno”, manifestó el director de la CEVO al terminar la presentación. “Nunca olvidaremos su preocupación porque sean los lectores los máximos medidores de nuestros contenidos”.

Enlaces directos