Evocar a los mártires de la Patria

Por: Dalia Isabel Giro López / 07-12-2016

En el escenario que lleva su nombre se congregaron por estos días miles de personas para homenajear al líder de la Revolución Cubana antes de inhumarlo en tierras santiagueras. Los espacios que antecedieron para igual tributo son también memorables, mas la Plaza de la Revolución Mayor General Antonio Maceo Grajales ubicada en la heroica ciudad de Santiago de Cuba quiso ungir a dos titanes en un mismo bronce porque de semejante coraje están dotados estos hombres.

Fue el hijo de Mariana continuo referente para Fidel. La intransigencia que en Baraguá lo inmortalizó con aquel: “no nos entendemos”, la encontraríamos más tarde cuando en genial autodefensa el abogado dejó al tiempo su destino: “Condenadme, no importa, la historia me absolverá”. Luego, en aquel sitio donde se protagonizó la protesta, los cubanos liderados por él patentizamos el juramento que con el mismo nombre aseguró para la posteridad que “Cuba es y será un eterno Baraguá”.

Hoy, tras días de sentido tributo al Comandante en Jefe fue conmemorado el aniversario 120 de la caída en combate del Mayor General Antonio Maceo, Lugarteniente General del Ejército Libertador y su ayudante el capitán Francisco Gómez Toro, Panchito.

En acto político y ceremonia militar efectuada en el Mausoleo del Cacahual, sitio donde reposan sus restos; los presentes recordaron a dos grandes cuyas honra y dignidad los hace imperecederos.

También el aniversario veintisiete de la Operación Tributo fue rememorado. Cuando en igual día del año 1989 recibimos los restos de los cubanos caídos en misiones internacionalistas como savia para nuevas victorias.

En la conmemoración estuvieron presentes Miguel Díaz-Canel Bermúdez, primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros; el miembro del Buró Político, Héroe de la República de Cuba, viceministro primero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), jefe del Estado Mayor General, general de cuerpo de ejército Álvaro López Miera y Mercedes López Acea, vicepresidenta del Consejo de Estado y primera secretaria del Comité Provincial del Partido en La Habana.

Acudieron los miembros de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana, cuya organización fue constituida este día; Asistieron, dirigentes del Partido, el Gobierno, la Unión de Jóvenes Comunistas, organizaciones estudiantiles, combatientes del Ejército Rebelde, la lucha clandestina, internacionalistas; jefes y oficiales de las FAR, el Ministerio del Interior así como representantes del Cuerpo Diplomático Militar Acreditado en Cuba.

Los presentes recordaron al hombre que de soldado llegó a ser Lugarteniente General, un gran estratega militar con elevado espíritu sacrificio. “A los pioneros nos corresponde seguir su ejemplo, expresó Sharlene Calvo Martínez, estudiante de sexto grado de la Escuela Pedagógica Vado del Yeso y ganadora provincial del concurso Amigos de las FAR.

“Defender la Patria desde nuestras trincheras que son las aulas”, expresó. Dijo que es un privilegio contar con la institución armada que cuida el sueño de los cubanos y que es una obligación ser fieles a al Revolución y a sus conquistas.

El compañero Jorge Cuevas Ramos, miembro del secretariado del Comité Central del Partido en emotivas palabras significó la importancia de continuar el ejemplo de los patriotas caídos. “Levantemos el pensamiento de nuestros héroes, repitamos una y mil veces más sus palabras y consignas”.

Ni veintisiete heridas, ni más de 600 atentados vuelven cenizas el honor, ese que no se mendinga, ese que Maceo y Fidel conquistaron con el filo del machete cuando fue necesario, con el filo de las ideas siempre, tan poderosas como la imagen irradian.

Con la misma lealtad que Panchito permaneció al lado de su jefe hasta la muerte, continuamos los cubanos fieles a las ideas de los próceres de nuestras gestas independentistas, hoy es un día marcado para rendirles honores, pero evocar a los mártires de la Patria es para todas las generaciones la mejor manera de perpetuar su legado.

Enlaces directos