Desde el espectro aéreo

Por Dalia Isabel Giro López / 18-11-2016

Transcurre le segunda jornada del Ejercicio Estratégico Bastión 2016 en uno de sus escenarios: La Brigada de Aviación de la Guardia Playa Girón, Orden Antonio Maceo. Ante el incremento de las acciones de un supuesto enemigo nuestras tropas intensifican las medidas de seguridad para actuar en consecuencia con el estado creado.

Los oficiales conocen la situación operativa a través de la Reunión de Orientación Táctica, donde comunican indicaciones previas a la realización del vuelo. La misión, es defender el espacio aéreo del territorio nacional.

Alcanzada la completa disposición combativa la unidad se encontraba lista con el personal y la técnica para garantizar el cumplimiento de las misiones. Durante la práctica los aviones de caza MIG 21 y 23 y los helicópteros de combate realizaron distintos tipos de maniobras: acciones de enmascaramiento, emboscadas, travesía, acompañamiento y detección del enemigo para desarrollar el combate aéreo.

Como jefe de grupo de una escuadrilla de aviones MIG 23 el primer teniente Alberto Miranda Ochoa, junto a un grupo de técnicos se aseguraron de que los aviones estuvieran listos para el vuelo y sus pilotos comenzaran a prepararse para el combate.

Uno de ellos precisa con palabras entrecortadas, tras aterrizar: “La ejecución del ejercicio nos demostró una vez más el nivel que hemos alcanzado para enfrentarnos a cualquier situación aérea sin temer a la superioridad enemiga, sobre todo porque aprendemos de quienes cumplieron misiones en escenarios reales de guerra y ahora nos transmiten su experiencia”.

El teniente coronel René Alejo Fajardo es una de esas fuentes de las cuales se nutre el resto de los pilotos de combate. En esta jornada también tuvo su protagonismo, mas asegura que la preparación para misiones de combate en tiempo de paz y en tiempo de guerra las realizan de día y noche, “eso nos proporciona más seguridad en el desempeño”, afirma.

Bastión 2016 constituye la principal forma de entrenamiento para garantizar que los cubanos estén preparados ante cualquier eventualidad. El Coronel Ricardo Céspedes Basulto, segundo jefe de Brigada reconoció la efectividad de las prácticas desarrolladas durante el día. Destacó el empeño de los bisoños pilotos que, siendo aún tan jóvenes aseguran desde nuestro cielo la defensa de la Patria.

Enlaces directos