Lo que no ocurrió gracias a Girón

Por: Dalia Isabel Giro López / 09-11-2016

Le pidió a Fernández una tropa para operar a lo largo de la costa con dirección al Houston . Le designaron el Batallón 150 e iniciaron la marcha, ocultos entre los mangles y uvas caletas para no ser vistos desde el mencionado buque. Al rato descubrieron trincheras e infinidad de objetos personales aparentemente abandonados.

Mientras exploraban el escenario continuaban avanzando hasta adentrarse en el agua, de repente fueron sorprendidos por varios cañonazos. Ante lo sucedido el comandante Lussón y sus compañeros salieron hacia el lugar de los disparos. Allí estaban Fidel, un grupo de combatientes y los tanques. ¡Comandante -preguntó sorprendido- quisiera saber quién […] le tiró al barco, porque nosotros estábamos cerca y casi nos dan.

La explicación de Fidel no fue para él convincente e insistió en la interrogante, ahora con una respuesta más certera por parte del líder: ¡Bueno, chico, eso fue para demostrar que teníamos buena puntería! “Entonces me dije: ‘¡Ah, caramba él fue quien disparó!’”

Quienes escuchamos la anécdota del general de división Antonio Enrique Lussón Batlle al presentar Girón: manos tras la cabeza, volumen que escribió junto al teniente coronel (r) José Ángel Gárciga Blanco, pudimos valorar, una vez más, las cualidades de estratega militar de Fidel durante la primera gran derrota del imperialismo yanqui en América Latina.

El público, convocado este martes al Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias tuvo la oportunidad de conocer un texto que aborda aspectos poco difundidos, como es la operación de captura de los mercenarios dispersos por la Ciénaga de Zapata, asimismo el tratamiento ético y humanitario que estos agresores recibieron de los milicianos, combatientes del Ejército Rebelde y cenagueros.

En el interés común de preservar nuestra verdad los autores lograron agrupar testimonios que describen cómo ocurrieron los sucesos tras el triunfo de 19 de abril de 1961.

Bajo el sello de la Casa Editorial Verde Olivo, el libro se incluye en la campaña Fidel entre nosotros que rinde homenaje al cumpleaños 90 del Comandante en Jefe. Además, forma parte de las presentaciones que la editorial ha concebido en ocasión del aniversario 60 del desembarco de los expedicionarios del yate Granma y Día de las FAR.

El general de división Lussón, Héroe de la República de Cuba fue partícipe de esta hazaña. Él y los hombres que lo acompañaron en varias acciones continúan el cometido de develar la historia de las luchas revolucionarias, un aprendizaje imprescindible para enfrentar los retos contemporáneos.

La investigación está dedicada a Fidel Castro, protagonista esencial de los acontecimientos que narran. Ellos sintetizan la epopeya de abril de 1961 en las palabras expresadas por el líder de la Revolución en el acto por el XXV aniversario de aquella victoria: “La importancia de Girón no está en la magnitud de la batalla, de los combatientes, de los hechos heroicos que allí tuvieron lugar; la trascendencia histórica de Girón no es lo que ocurrió, sino lo que no ocurrió gracias a Girón”.

Durante la presentación el director de la Casa Editorial Verde Olivo, teniente coronel Rigoberto Santiesteban Reina, señaló el valor de esta obra, pues encierra un mensaje ético y moral para la humanidad; a unos días de que Donald Trump, candidato presidencial de los Estados Unidos elogiara a los miembros de la Brigada 2506, los que corrieron y fueron derrotados en las arenas de playa Girón. El momento sugiere recordarles a abril, cuando el pueblo cubano fue protagonista de la victoria, al consagrarle la independencia y soberanía al socialismo.

Enlaces directos