Retorno a la infancia de Fidel

Por Bega / 08-08-2016

El 5 de febrero de 2009 se declaró Monumento Nacional al Conjunto Histórico de Birán, sitio donde nació y creció el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, líder indiscutible de la Revolución cubana.
Don Ángel, el padre, era un rico hacendado del Oriente de Cuba. Llegó a pensar que Fidel, una vez terminada su licenciatura en Derecho, en La Habana, regresaría a la finca para encargarse de los asuntos legales de la familia. El joven, de una activa vida política durante la etapa universitaria, rechazó el golpe de estado perpetrado por Fulgencio Batista el 10 de marzo de 1952, y no descansó hasta triunfar el 1 de enero de 1959.

En saludo a su 90 cumpleaños publicamos estas fotografías que recogen el lugar donde inició sus pasos, realizó las primeras travesuras, forjó la rebeldía, el humanismo y la solidaridad y muestran las comodidades que tenía en su casa natal, las cuales cambió por los ideales martianos y marxistas que lo impulsaron a luchar por la soberanía de su país.

Celia Sánchez Manduley, luchadora del llano y la Sierra, a partir de 1966 se dedicó a rescatar lo que quedaba de las 26 instalaciones que tenía la finca, así como reconstruir la casa principal. El 2 de noviembre de 2002 abrió sus puertas como museo. Foto: Bega
Habitación donde nació Fidel y otros de sus hermanos. Foto: Bega
En la cama de la izquierda dormía Ramón y en la otra Fidel y Raúl. Foto: Bega
Fidel está en el centro acompañado de sus hermanos Ángela y Ramón. Foto: Archivo Casa Editorial Verde Olivo
Escuela donde comenzó los estudios. Foto: Bega
“Pupitre ocupado por el alumno Fidel Castro Ruz como oyente desde el 4 de septiembre de 1930 hasta el 12 de septiembre de 1932”. Foto: Bega
A la entrada de la finca están los bohíos reconstruidos de los emigrantes haitianos que visitaban mucho Fidel y Raúl.
Foto: Bega

Los niños boxeaban en la valla de gallos.
Foto: Bega

Fidel nunca llegó a vivir esta casa construida en 1947, montada en caguairán y con mosaicos encima de la madera. La cambió por los parajes de la Sierra Maestra. Foto: BegaLa instalación dedicada al correo y telégrafo conserva las piezas originales. Foto: Bega
En las lomas de esa zona, el adolescente Fidel acostumbraba a cazar, lo cual le permitió alcanzar destreza con las armas. Foto: Archivo Casa Editorial Verde Olivo
Enlaces directos