La derecha al contraataque: caso Bolivia

Por: Abel Suárez Perdomo / 23-01-2016

Para nada es un secreto que la derecha en América Latina contraataca. Luego de varios años en total retroceso, vuelve con métodos, pudiéramos decir que no tan convencionales. Atrás parecen haber quedado los golpes militares los cuales asolaron la región durante el siglo XX y hasta el 2009 cuando el golpe en Honduras.

Los métodos de derrocar gobiernos mediante guerras no convencionales son ahora los “elegidos” por el imperialismo para hacer cumplir sus designios. En nuestra América son fehacientes los ejemplos de Venezuela, Brasil, Argentina y Bolivia. Claro, que salvando las distancias y diferencias, en ninguno de los casos se han alcanzado resultados similares a los de Libia, Siria o Ucrania.

Como anunciamos al principio, vuelve a estar en el colimador Bolivia. Digo vuelve porque ya en 2008 hubo intentos por acabar con el Gobierno de Evo Morales. Pretextos van y pretextos vienen, el hecho es que ahora mismo está en marcha un plan de la “oposición boliviana” para evitar la repostulación del presidente Evo Morales.

El llamado “Plan Estratégico para Bolivia”,1 está suscrito por el Instituto Interamericano para la Democracia de EE.UU. La referida institución es puro nombre porque de democracia nada.

Para tener una idea, el mencionado instituto es promovido por Carlos Sánchez Berzaín, político boliviano quien escapó a EE.UU. al ser acusado de asesinato por participar en la masacre de octubre de 2003, en el Gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada.
Además, tiene entre sus directivos a los contrarrevolucionarios cubanos Carlos Alberto Montaner y Alberto Valladares. Por supuesto que no podían faltar los fondos que recibe del Gobierno de EE.UU. para sus actividades subversivas.

El referido “Plan”, que consta de 23 puntos orientados a la oposición boliviana, resulta una muy bien definida estrategia de Guerra No Convencional adaptada al modelo boliviano y veamos por qué.

Como operación militar que es, la Guerra No Convencional, cuenta con documentos que la definen por sus máximos exponentes, las Fuerzas Armadas de Estados Unidos. Uno de ellos es la Publicación de Técnicas del Ejército ATP 3-05.1.2 Por ello, pondremos a su consideración puntos en común de este Plan con la doctrina de la Guerra No Convencional.

En primer lugar el “Plan Estratégico” llama a “generar emoción”; el mismo utiliza mensajes orientados a problemas sociales a fin de generar descontento en la población. Para ello, se emplearían campañas en prensa escrita, radial y televisiva, sitios web, blogs, mensajes de texto y redes sociales.

Estas no son más que acciones enmarcadas en las llamadas Actividades de Información3 las cuales tienen su centro en la emisión de mensajes hacia la población objetivo: el pueblo boliviano en este caso.

El objetivo no es más que “incendiar” las calles para generar inestabilidad y por consiguiente se decrete un estado ingobernable que conlleve al fin del gobierno.

En otro de sus puntos se enfatiza en la utilización de líderes nacionales que mantengan un “discurso confrontacional” bajo el lema “Cambiemos hacia una Alternativa Democrática”. Al aspecto del papel del liderazgo también le dedica buena parte la ATP 3-05.1, a fabricar líderes o reformular los discursos de algunos ya existentes.4

Otro elemento común es el papel de la tristemente célebre Agencia para el Desarrollo Internacional de Estados Unidos (USAID, por sus siglas en inglés). Y es que a través de esta se llama a los opositores a que “gestionen”, reciban mejor dicho, los fondos para sus actividades. También canalizarían esta “ayuda” otras instituciones con amplio historial desestabilizador a nivel mundial: el Instituto Republicano Internacional y la Fundación Nacional para la Democracia (NED, por sus siglas en inglés).

Esto no es más que el llamado trabajo interagencias dentro de la Guerra No Convencional donde las propias agencias federales estadounidenses juegan un rol determinante para camuflar acciones gubernamentales desestabilizadoras.5

Por último, y no menos importante, en el documento se llama a “contactar con grupos de militares en servicio activo y en condición de retiro, ya identificados, para ampliar la campaña dirigida a restarle prestigio al Gobierno dentro de las Fuerzas Armadas” .

Este, como es de suponer, es un sector clave a la hora de llevar a cabo planes golpistas en un país que tiene el récord mundial de golpes militares de Estado con 189 a lo largo de su historia.6

Como vemos es un hecho que contra Bolivia se arremete con fuerza y este Plan Estratégico es el ejemplo. Su cercanía al entramado de la Guerra No Convencional no es pura casualidad ni mera especulación nuestra, la realidad así lo demuestra.

No obstante, ahí están los logros sociales del Gobierno de Evo, su rescate de la soberanía nacional sobre las riquezas, el respeto y la dignidad devuelta a los indígenas como escudos ante la estrategia de división del Imperio.

Y aquí estamos nosotros en total solidaridad con el hermano pueblo boliviano, siempre prestos a la denuncia y el desenmascaramiento de planes como estos que solo buscan minar el sueño integrador latinoamericanos de Bolívar, Martí, Chávez, Evo, Correa y Fidel.

Referencias

1) Disponible en: https://progresismohumano.files.wordpress.com/2015/11/strategic-plan-for-bolivia.pdf

2) Ver Publicación de las Técnicas del Ejército “La Guerra no Convencional”, ATP 3-05.1 en: http://www.cubadefensa.cu/sites/default/files/atp_3-05.1_gnc_esp.pdf

3) Ver Artículos Relacionados:

- La Guerra No Convencional y las actividades, ¿de información? (1ra parte). Disponible en: http://www.cubadefensa.cu/?q=node/3162

- La Guerra No Convencional y las actividades, ¿de información? (2da parte y final). Disponible en: http://www.cubadefensa.cu/?q=node/3170

4) Ver Publicación de las Técnicas del Ejército “La Guerra No Convencional”, ATP 3-05.1 en: http://www.cubadefensa.cu/sites/default/files/atp_3-05.1_gnc_esp.pdf

5) Ver artículo relacionado:

- Las agencias estadounidenses y la Guerra No Convencional. Por: Katherinne Díaz Pérez. Disponible en: http://www.cubadefensa.cu/?q=node/3131

6) Tomado de: http://www.desaparecidos.org/nuncamas/web/investig/dandrea/memoria/memori08.htm

Enlaces directos