Jóvenes en la Defensa

/ 01-12-2014

Como parte del Día Nacional de la Defensa, la Gran Unidad de la Gloria Combativa Rescate de Sanguily, Orden Antonio Maceo, preparó a los estudiantes que completan sus unidades de la reserva, fundamentalmente de Infantería.
Alumnos estos de la Universidad de las Ciencias Informáticas y del Instituto Superior Politécnico José Antonio Echeverría, pertenecientes a las Milicias de Tropas Territoriales de los Centros de Altos Estudios y de las reservas listas, quienes realizaron una instrucción militar integral.
Dos lugares fundamentales fueron utilizados por los futuros ingenieros para realizar entrenamientos teóricos y prácticos, el Regimiento de Estudios y el campo de tiro. En ellos renovaron sus conocimientos sobre parte material, ejercicios de tiro, procedimientos, arme y desarme del armamento, Inteligencia Militar, Protección Contra Armas de Exterminio en Masa, Ingeniería, Topografía, Comunicaciones y lanzamiento de granadas.
Al unísono se desarrollaron actividades como estas en todas las unidades del país con el personal permanente, reservistas y estudiantes universitarios del territorio.

Después de la bienvenida, la explicación de las actividades del día, según las áreas. Foto: Yaima García Vizcaíno
El simulador de tiro de infantería permitió entrenar en diferentes condiciones del clima y terrenos, lo cual proporcionó aumentar la preparación y ahorrar municiones. Foto: Yaima García Vizcaíno
En los salones de clases aprendieron sobre las cualidades del armamento a utilizar. Foto: Yaima García Vizcaíno
Luego del trabajo con el Simulador Digital de Comunicaciones, la práctica en los diferentes medios de comunicaciones. Foto: Yaima García Vizcaíno
Posterior al parte material, los estudiantes recibieron asistencia para el arme y desarme del armamento. Foto: Yaima García Vizcaíno
Poner en práctica las habilidades adquiridas durante su etapa en el Servicio Militar Activo, también fue imprescindible en los ejercicios. Foto: Yaima García Vizcaíno
Rectificar la correcta posición de los combatientes al tirar, formó parte del entrenamiento. Foto: Yaima García Vizcaíno
Después de la orden de fuego, todos los sentidos fueron se concentraron en los “blancos fijos”. Foto: Yaima García Vizcaíno
La mayor satisfacción del día: revisar la efectividad de los disparos. Foto: Yaima García Vizcaíno
Enlaces directos