Por hacernos grandes

/ 13-06-2014

Vernos nacer ha sido el momento más feliz de sus vidas. Algunos lo recuerdan con detalles: el primer movimiento, el olor, las frases de los compañeros, el instante de la llamada o de la carta por estar distantes, cumpliendo con el deber.
Así comienza una complicidad inexplicable. Lejos o cerca, atienden cada paso o tropiezo nuestro con la misma tensión del primer día. Sobre sus hombros vislumbramos un mundo más seguro y nos hacemos grandes.
El reto del crecimiento juntos nos hace compañeros de juegos, cariños, consejos y aunque sus regaños no son los más seguidos, sí los más recordados, por ser la paternidad una mezcla de amor y responsabilidad.
A partir de entonces, cualquier día es preciso para decirles cuánto los amamos…


Por hacernos grandes. Foto: Yaima García Vizcaíno
Por hacernos grandes. Foto: Yaima García Vizcaíno
Por hacernos grandes. Foto: Yaima García Vizcaíno
Por hacernos grandes. Foto: Yaima García Vizcaíno
Por hacernos grandes. Foto: Yaima García Vizcaíno
Por hacernos grandes. Foto: Yaima García Vizcaíno
Enlaces directos