Con nombre de mujer

/ 04-03-2014

Las mártires de la fábrica de algodón Cotton, de Nueva York, merecían un tributo. Aquel fatídico año de 1909 mientras hacían una huelga fueron quemadas vivas 129 de ellas por responsabilidad de su patrón, quien anteponía el beneficio personal a condiciones mínimas de seguridad colectiva.
Resultó Dinamarca, un año después, el sitio escogido para honrarlas. La alemana Clara Zetkin, escritora, periodista y defensora de los derechos femeninos, propuso en la Segunda Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas celebrar, cada 8 de marzo, el Día Internacional de la Mujer.
Sin embargo, no es solo esta la fecha cuando las cubanas reciben el reconocimiento y la admiración ganados con sus aptitudes. Incorporadas a las Fuerzas Armadas Revolucionarias, las féminas exponen su valor por todo el territorio nacional.
En el rol de artilleras, tanquistas, infantes, comunicadoras, ingenieras… se integran a la lucha por preservar las conquistas de una Isla que, como ellas, también tiene nombre de mujer.

Conscientes de la misión, las mujeres de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) se preparan día a día para preservar sus conquistas y las de sus descendientes. Foto: Boris F. Atiénzar Viamontes
Durante la preparación para la defensa, las oficiales rompen esquematismos y prejuicios de antaño. El respeto que reciben de sus subordinados, es fruto de la calidad con que imparten las clases. Foto: Boris F. Atiénzar Viamontes
Para cumplir con las tareas de la defensa ellas resultan un eslabón imprescindible. En los más diversos puestos de trabajo prestan servicios, de este modo también defienden a la Patria. Foto: Boris F. Atiénzar Viamontes
Desde el anonimato, muchas integran la lista del valor y el arrojo. Sentirse parte de la lucha les resulta suficiente. Foto: Boris F. Atiénzar Viamontes
Mediante la innovación descubren potencialidades, luego se saben útiles al mostrar la validez de sus ideas. Foto: Boris F. Atiénzar Viamontes
Transitar por el Servicio Militar Voluntario Femenino como planchetista entraña gran responsabilidad y, para las cubanas que enfrentan ese reto, representa un gran logro. Foto: Boris F. Atiénzar Viamontes
Pertenecer a las Milicias de Tropas Territoriales es para ellas un orgullo, por esta razón siempre responden presentes al llamado de la Patria. Foto: Boris F. Atiénzar Viamontes
Precisan saber que en sus manos está la continuidad, eso las hace sentirse más seguras. Foto: Boris F. Atiénzar Viamontes
No requieren trincheras para revelar sus ideas. Cualquier espacio es propicio para que varias generaciones de mujeres evidencien su inquebrantable apego a la Revolución. Foto: Boris F. Atiénzar Viamontes
Con satisfacción rinden tributo a la historia de Cuba y a sus héroes. Foto: Boris F. Atiénzar Viamontes
La Patria las contempla orgullosa, pues cada día suman más las mujeres que se integran a la defensa de la Isla. Foto: Boris F. Atiénzar Viamontes
Enlaces directos