Bajo el rigor del combate

/ 04-12-2013

Aún huele a pólvora el territorio del Ejército Central. Rezago este del Ejercicio Estratégico Bastión 2013 desarrollado del 19 al 22 de noviembre en las provincias de Matanzas, Cienfuegos, Villa Clara, Sancti Spíritus y Ciego de Ávila.
Intervinieron 10 033 efectivos y se activaron cinco Consejos de Defensa provinciales, 52 municipales y 100 de zona. Los órganos de dirección y de mando participantes tuvieron bajo su responsabilidad la preparación del ejercicio, la movilización de la población, así como la conducción de las acciones para enfrentar las supuestas acciones del enemigo. Estuvieron presentes las diferentes armas y medios. Nada ni nadie quedó fuera. Todo estuvo listo para mantener el control de la situación y garantizar la defensa, el orden interior, la seguridad y la estabilidad de las regiones.
En cada territorio se actuó de acuerdo a las dinámicas dispuestas. Los ejercicios tácticos perfeccionaron el trabajo de los dirigentes y jefes, además, desarrollaron la preparación psicológica de las diferentes categorías de tropas durante el paso a la completa disposición combativa y para la defensa.
Durante la jornada se adiestraron los órganos de dirección y mando, las fuerzas militares y la población para actuar de forma rápida y organizada ante una agresión.
En Bastión 2013, la masiva movilización confirmó que nuestra fortaleza sigue siendo la Guerra de Todo el Pueblo puesta en práctica por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.


La alocución del Presidente del Consejo de Defensa Nacional, General de Ejército Raúl Castro Ruz, activó un puesto de mando en una brigada de tanques; lugar de imprescindible organización y respuesta rápida al iniciarse el ejercicio en todo el país. Foto: Yaima García Vizcaíno
El óptimo empleo de los medios tecnológicos permitió garantizar las comunicaciones. Foto: Yaima García Vizcaíno
El Presidente del Consejo de Defensa de Villa Clara, Julio Ramiro Lima Corzo, brindó un informe detallado sobre la estrategia defensiva territorial al viceministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, general de cuerpo de ejército Joaquín Quintas Solá. Foto: Yaima García Vizcaíno
Los grupos de trabajos pusieron a prueba su capacidad de respuesta. Foto: Yaima García Vizcaíno
Comprobar la eficacia y rapidez con que cada ciudadano se alistaba para combatir, constituyó uno de los objetivos planteados. Foto: Yaima García Vizcaíno
Empapaba las frentes el sudor, pero la concentración manifestaba serenidad para realizar el tiro. Foto: Yaima García Vizcaíno
Las acciones prácticas demostraron la preparación del personal y las armas. Foto: Yaima García Vizcaíno
El parecido de las dinámicas al combate real obligó a exponer las cualidades de los medios y las habilidades de los hombres. Foto: Yaima García Vizcaíno
Herederos de las mejores tradiciones mambisas, los servicios médicos optimaron la capacidad combativa de las tropas y acortaron los plazos de reincorporación a las acciones combativas. Foto: Yaima García Vizcaíno
Desde una posición alternativa, la impresión de un periódico hace frente a la campaña mediática con la cual el enemigo acompaña las aventuras bélicas. Foto: Yaima García Vizcaíno
Llevar a la práctica los conceptos de defensa territorial resultó vital en el empleo de las fuerzas y medios. Foto: Yaima García Vizcaíno
En estos días se puso de manifiesto la elevada disposición de lucha de los combatientes. Foto: Yaima García Vizcaíno
Aún se practican en el Escambray las tácticas desarrolladas en la lucha contra bandidos. Foto: Yaima García Vizcaíno
Los árbitros a todos los niveles controlaron el desarrollo de los ejercicios. Foto: Yaima García Vizcaíno
Cuidar las condiciones de vida de la tropa fue primordial. Foto: Yaima García Vizcaíno
Todos tienen su espacio y momento para poner la técnica a plena capacidad. Foto: Yaima García Vizcaíno
De la intensa actividad se sacarán experiencias para ejercer mejor el mando de los hombres y perfeccionar los métodos de lucha. Foto: Yaima García Vizcaíno
Enlaces directos