Maestro soldado

Por Bega / 26-12-2012

En homenaje al Día del Educador, la Casa Editorial Verde Olivo presentó la obra literaria El Maestrico, del teniente coronel (r) Lázaro Suárez Souza, en el Museo Nacional de la Campaña de Alfabetización, ubicado en la Ciudad Escolar Libertad, La Habana.

El libro describe las principales vivencias del autor desde 1962 hasta 1965, cuando integró el grupo de veinte soldados maestros. “Recordar cada detalle sin olvidar los nombres de los protagonistas, después de transcurrir más de medio siglo, no fue tarea fácil”, afirmó Suárez Souza.

Según la editora María Luisa García, el volumen recoge las memorias de mártires de la alfabetización como Piti Fajardo, Conrado Benítez y Manuel Ascunce. “Todos desfilan por estas páginas desde la visión del soldado que debe cumplir con las misiones militares y luego impartir clases”.

Con solo trece años El Maestrico alfabetizó en la Sierra del Rosario, provincia de Pinar del Río, donde enfiló para siempre su vocación de educador. A los quince se incorporó a la Escuela de Maestros Populares de las Fuerzas Armadas Revolucionarias Pepito Tey, para cumplir con lo que se llamó el Seguimiento: una profundización de la enseñanza con los alfabetizados, en el Escambray plagado de contrarrevolucionarios.

La actividad estuvo precedida por el talento artístico de pioneros y contó con la presencia de la viceministra de Educación, Kenelma Carvajal, el coronel de la reserva y vicepresidente de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana, Víctor Dreke y educadores.

A su vez coincidió con el aniversario 51 de la culminación de la Campaña de Alfabetización en Cuba y los cincuenta años de haberse creado el Seguimiento.

Enlaces directos