Las nubes como sombrero

/ 08-08-2012

A simple vista denotan estar tostados por el sol. Usan el traje de inspiración. Viven con intensidad y refieren anécdotas. Cuántas enseñanzas persisten en el archivo personal de campesinos, obreros, soldados… quienes acompañados del azadón, mocha, yunta y porrón, integran el Ejército Juvenil del Trabajo (EJT).
Agricultura cañera, cultivos varios y cafetaleros, son algunas de las aristas desarrolladas por el EJT, el cual ha ganado usanza en la diversificación agrícola. En el 2013 agasajará el aniversario 40 de su creación y desde ahora emerge alegría porque recordar la génesis reverdece los campos cubanos.


La preparación de los suelos permite crear las condiciones óptimas para la siembra.
Foto: Boris F. Atiénzar Viamontes

El riego vigoriza las plantaciones. Foto: Boris F. Atiénzar Viamontes
Momento óptimo para recoger el fruto. Foto: Boris F. Atiénzar Viamontes
Influyen en los resultados finales de la producción las condiciones de vida y de trabajo de los obreros.
Foto: Boris F. Atiénzar Viamontes

Esfuerzo recompensado al evidenciar calidad de la cosecha. Foto: Boris F. Atiénzar Viamontes
Los viveros aseguran la recuperación cafetalera. Foto: Boris F. Atiénzar Viamontes
En las ramas del café existen frutos de diferentes tamaños y yemas, por lo cual el cuidado es una garantía para la cosecha. Foto: Boris F. Atiénzar Viamontes
No imposibilita abonar largas jornadas de trabajo el cansancio físico.
Foto: Boris F. Atiénzar Viamontes

Enlaces directos