Cohesionados frente a todas las inclemencias

Por Luis Hernández Serrano, Tomado de Juventud Rebelde / 14-03-2012

«El incremento del peligro asociado a eventos extremos de desastre, experimentado durante la primera década del actual siglo, condicionó el ulterior perfeccionamiento del Sistema de Defensa Civil hasta nuestros días».

Así lo ratificó el general de división Ramón Pardo Guerra, jefe del Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil, en las palabras introductorias del taller nacional «50 años en la reducción de desastres, una mirada hacia el futuro», que comenzó en la mañana de ayer en la sede de esa institución y concluirá allí esta tarde.

Pardo Guerra sostuvo que el taller tiene como objetivo intercambiar ideas y experiencias sobre las lecciones aprendidas y a la luz de la actualización del modelo económico, que permitan elaborar propuestas para fortalecer el proceso de reducción de desastres en el entorno nacional e internacional actual.

Dijo que el enfrentamiento al ciclón Flora y al resto de los ciclones tropicales que afectaron al país durante los años 60 del pasado siglo, contribuyó a la formación de un sistema dirigido a proteger de manera priorizada la vida de las personas, sus bienes y la economía del país.

Aclaró que el Sistema de Defensa Civil en Cuba también surgió como una necesidad histórica de proteger al pueblo y las propiedades del Estado revolucionario de las continuas agresiones del enemigo.

En tal sentido argumentó que la cohesión lograda desde los primeros años de la Revolución entre el Ejército Rebelde, las Milicias Nacionales Revolucionarias, la Defensa Popular, las organizaciones políticas y de masas, y el pueblo en general, constituyeron la base para la creación de dicho sistema hace medio siglo.

El encuentro se organizó igualmente para analizar el proceso de reducción de desastres y proponer medidas encaminadas a fortalecer la gestión integral del riesgo en todo el país.

En los cuatro grupos de trabajo del martes se impartieron conferencias de sumo interés, entre ellas las del Doctor Sergio Rodríguez Morales, del Instituto Nacional de Investigaciones de Viandas Tropicales (Inivit), con sede en Sancti Spíritus; las del Doctor José Rubiera acerca de los fenómenos meteorológicos que han azotado a Cuba desde 1963 hasta la fecha; y la del coronel Luis A. Macareño y de otros especialistas de diferentes organismos.

Participan en el taller, además, representantes de la FMC, de los CDR, jefes de la Defensa Civil de los tres Ejércitos y de las provincias, así como jefes y oficiales del MININT y del Estado Mayor anfitrión.

Enlaces directos