Jefatura de la Logística

SÍNTESIS HISTÓRICA

La logística militar en Cuba tiene su origen en la lucha armada contra el colonialismo español, en la segunda mitad del siglo XIX. Se perfeccionó durante el enfrentamiento a la dictadura militar de Fulgencio Batista, en la segunda mitad de la década del cincuenta del siglo XX.

Ambos procesos insurreccionales mostraron que los cubanos siempre se han enfrentado a un enemigo muy superior, mejor armado y equipado desde el punto de vista militar. A pesar de esa superioridad, hallaron la forma de derrotarlo y vencerlo.

El Ejército Libertador de Cuba, en el siglo XIX, y el Ejército Rebelde, en el XX, combatieron en condiciones muy desventajosas debido a la superio­ridad numérica del enemigo. No obstante, supieron emplear hábilmente el conocimiento del terreno, el clima y la naturaleza, e ingeniaron un sistema para combatir, asegurarse, subsistir y vencer.

Para el aseguramiento logístico y la subsistencia se emplearon tres fuentes principales de abastecimien­to:

La primera, el enemigo fue el principal suministrador de armas y municiones.
La segunda, las expediciones militares desde el exterior, aunque no garantizaban las necesidades de la lucha, contribuyeron a su sostén.
La tercera, el pueblo en los territorios liberados, organizado en prefecturas y subprefecturas, colaboró al sostenimiento del Ejérci­to Libertador, mediante la producción de viandas y vegeta­les, la cría de animales, fabricación de medios de talabartería y vestuario, producción y reparación de armamento, municiones, la atención a enfermos y heridos en los hospitales de sangre.

De igual manera, el Ejército Rebelde contó con el apoyo de los campesinos en los territorios liberados y los combatientes clandestinos, quienes desde las ciudades y pueblos apoyaron con recursos para la subsistencia.

Tras el triunfo de la Revolución fueron creadas las Fuerzas Armadas Revolucionarias, que acumulan más de cincuenta años de constante perfeccionamiento. Constituyen el basamento teórico y práctico del desarrollo del sistema de aseguramiento logísti­co territorial de la lucha armada en las condiciones de la Guerra de Todo el Pueblo: el estudio sistemático de nuestra historia militar y la de otros países, combinado con la preparación de las tropas, las experiencias adquiridas en el enfrentamiento a las bandas contrarrevolucionarias en el Escambray y otras regiones del país, el aniquilamiento de la brigada merce­naria en Girón, la Crisis de Octubre de 1962 y el cumplimiento de misiones internacionalistas.

La logística militar en Cuba tiene carácter popular, abarca las más amplias esferas de la sociedad, se organiza territorialmente y se ajusta a las características del teatro de operaciones militares. La flexibilidad de su estructura, composición, despliegue y em­pleo, permite la mayor desconcentración y protección de los recursos técnico-militares y logísti­cos, de acuerdo al posible carácter de la lucha armada.

Para garantizar el aseguramiento logístico a los diferentes niveles de dirección donde se encuentre enmarcada, la logística cumple, en tiempo de paz, las siguientes misiones principales:

1.Obtener los recursos materiales y medios técnicos, de todo tipo, en correspondencia con las nomenclaturas y normas que a tales efectos se establezcan; garantizar su adecuado almacenamiento, rotación, registro y control; abastecer los mismos según las regulaciones, normas e índices de consumo que se aprueban para el aseguramiento de las actividades en las unidades militares; crear y conservar, desde tiempo de paz, las reservas de medios materiales establecidas para el aseguramiento de la lucha armada.

2.Realizar las transportaciones para asegurar la entrega oportuna de los medios materiales y técnicos de todo tipo, con el fin de asegurar los niveles de actividades.

3.Garantizar el estado óptimo de salud del personal de las FAR, mediante el riguroso cumplimiento de las normas y principios de la promoción y protección de la salud.

4.Asegurar la alimentación del personal de forma balanceada, según las normas y regulaciones que a tales efectos se aprueban.

5.Garantizar los servicios de lavado de la ropa, la reparación del vestuario y el calzado, el pelado del personal y la entrega de los medios necesarios para el aseo del personal en las unidades militares.

6.Asegurar una alta disposición técnica del armamento, los carros blindados y de transporte y de los demás medios técnicos y equipos de la logística, con el fin de que estén en condiciones de ser empleados óptimamente, tanto en tiempo de paz, como durante el cumplimiento de las misiones combativas de las unidades durante la lucha armada.

7.Garantizar la producción de medios materiales de diversos tipos, según los planes que a tales efectos se elaboren.

8.Asegurar las condiciones adecuadas para el alojamiento de las tropas en los campamentos militares en tiempo de paz, garantizar el mantenimiento constructivo de estos y el desarrollo de los planes de inversiones aprobados.

9.Garantizar la aplicación de los requisitos, normas, reglas y procedimientos que aseguren la normalización, aseguramiento metrológico y control de la calidad de los medios y actividades que lo requieran para el aseguramiento de las unidades.

10.Ejecutar, en coordinación con los órganos de las FAR implicados, las actividades relacionadas con el mejoramiento de la calidad de vida del personal, en correspondencia con la política trazada.

Para garantizar el cumplimiento de dichas misiones, la logística está compuesta por las especialidades siguientes:

1.Organización y planificación.
2.Intendencia.
3.Tanques y transporte.
4.Armamento.
5.Servicios médicos.
6.Construcción y alojamiento.
7.Combustibles.
8.Transportaciones militares.
9.Normalización, Metrología y Control de la Calidad.

Enlaces directos