Meteoro: Acciones en caso de desastres

El Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil y especialistas de otras instituciones consultaron documentos históricos y profundizaron en la metodología utilizada hasta entonces para preparar a la población y los órganos de dirección.
Concluyeron que era necesario vincular las actividades de ambos para acercarlos más a las dinámicas de la realidad. Ello determinó la realización de un ejercicio de carácter nacional. Con ese fin, se creó un ambiente más propicio, desde el punto de vista psicológico, y se realizó una campaña de divulgación previa.
Así surgió, en 1986, el Ejercicio Popular de las Acciones en Caso de desastres Meteoro, actividad favorecedora de una mejor preparación del Sistema de Defensa Civil en todo el país.
Desde 1998, se realiza generalmente un fin de semana de mayo: el sábado, dirigido a la preparación de los órganos de dirección y puntualización de los planes de reducción de desastres; el domingo, a la de la población. En escuelas, centros de trabajo, localidades y barrios, se labora con vistas a reducir vulnerabilidades ante desastres naturales. Se realizan simultáneamente labores de higienización, poda de árboles, recogida de escombros, limpieza de alcantarillados, entre otras.
Las jefaturas, los mandos, las entidades, las tropas y los combatientes de las FAR y el Minint participan activamente en el ejercicio. En concordancia con una mayor perspectiva de preparación, se incrementó progresivamente la participación de la población y de entidades de todas las zonas de defensa.

En los tres últimos años, el ejercicio Meteoro tuvo los siguientes objetivos para los órganos de dirección:
- Análisis de los principales documentos rectores para la reducción de desastres, con énfasis en la objetividad y aseguramientos de las medidas incluidas en los planes para cada una de las etapas, partir del análisis de riesgo realizado respecto al tipo de peligro.
- Evaluación de la estructura, composición, condiciones de trabajo para el funcionamiento del Puesto (Punto) de Dirección del Consejo de Defensa que permitan la dirección efectiva y eficiente de las acciones de respuesta y recuperación en situaciones de desastres.
- Análisis del sistema informativo, para garantizar la objetividad de la información en la toma de decisiones del Presidente del Consejo de Defensa y comprobación e intercambio de información entre los distintos niveles.

Las actividades prácticas han estado dirigidas a:
- Elevar la preparación de la población en las medidas de reducción de desastres de su comunidad, en correspondencia con los riesgos apreciados en cada territorio.
- Incrementar el nivel de preparación de las fuerzas que participan en la respuesta y recuperación en situaciones de desastres, incluyendo la cooperación de las FAR y el Minint, en concordancia con los planes de reducción de desastres.
- Realizar actividades de mitigación de vulnerabilidades identificadas durante la realización del estudio de riesgo.
- Comprobar la eficacia y nivel de aseguramiento de las vías y formas para informar y orientar a las diferentes categorías de población en situaciones de desastres.

Enlaces directos