Mausoleo el Cacahual: un homenaje al valor
Publicado: 20-03-2012 /

Quien lo visite no se asombre si la vista le juega una mala pasada y cree ver, entre los arbustos, desaparecer un jinete al galope. Cuentan que Máximo Gómez, semanalmente, acudía a la tumba del Lugarteniente General Antonio Maceo y de su hijo Francisco (Panchito) Gómez Toro. Lo hacía sobre un caballo blanco nombrado Zaino, el cual pertenecía a José Maceo, quien le había encargado que después de su muerte lo entregara al Titán de Bronce.

FOTORREPORTAJES

Enlaces directos