General José Marcelino Maceo Grajales

El mayor general del Ejército Libertador, José Marcelino Maceo Grajales, peleó en las tres guerras independentistas. Nació el 2 de febrero de 1849, en Majaguabo, San Luis, Oriente. Como soldado se alistó el 11 de octubre de 1868, junto a sus hermanos Antonio Maceo Grajales y Justo Regueiferos Grajales. Concluyó la Guerra de los Diez Años con el grado de coronel.

Participó en la Protesta de Baraguá, se negó a abandonar el país y en 1879 nuevamente se alzó en la llamada Guerra Chiquita, que en pocos meses fracasó.

En 1880 fue confinado a los presidios de África. De ellos  escapó dos veces: en Cádiz y en Mahón.  La primera vez buscó refugio en Gibraltar, pero fue devuelto a España por las autoridades británicas.  Finalmente se trasladó a América.

Vivió en el exilio hasta su desembarco en Duaba, Baracoa, el 1ro. de abril de 1895, junto con Antonio Maceo.  Luego de dispersarse el grupo por un encuentro con españoles, José se abrió paso solo hasta encontrar fuerzas insurrectas en Guantánamo.

El 25 de abril Máximo Gómez y José Martí se unieron al general José Maceo, quien se batía derrotando al enemigo. Tres días después lo ascendieron a mayor general y el 20 de octubre de ese mismo año asumió la jefatura militar del departamento oriental.

El 5 de julio de 1896 resultó gravemente herido y falleció a las pocas horas, con 47 años, en Loma del Gato. Allí también los españoles tuvieron grandes pérdidas.

Según Antonio Maceo, José, su también hermano Miguel y otro mambí, Policarpo Pineda -alias Rustán- fueron los hombres más valientes que conoció durante la primera contienda Era un hombre tremendo -afirmó el brigadier José Miró Argenter, jefe del Estado Mayor de Antonio Maceo- valiente hasta lo inverosímil, arrebatado, colérico, fiero y testarudo.

Burló a la muerte en más de mil  500 combates, entre ellos, La Indiana, La Galleta, el Jobito, Pinar Redondo, Majaguabo, San Luis, Dos Caminos, Sao del Indio, el Triunfo, Cauto Abajo, Mayarí, Arroyo Hondo, Sagua y Songo. En la primera guerra participó en  500 acciones militares y recibió una herida de bala por cada ascenso.

Enlaces directos