Breve historia del Minfar

Coronel Juan Sánchez Rodríguez, Primer Investigador del Centro de Estudios Militares

El 1ro. de enero de 1959 inició para el Ejército Rebelde (ER) la tarea de construir unas fuerzas armadas de nuevo tipo, con un alto nivel protagónico en los cambios políticos sociales que vibraban en el programa del Moncada, y en la defensa de la independencia nacional frente a la resistencia de las clases derrotadas. Por lo tanto, en enero, el Gobierno evolucionario dictó la Ley No. 13, donde se promulgaba la reorganización de las fuerzas armadas y, por ende, la disolución del Ejército de Cuba.

Transcurridos once días de dicho mes, el Comandante Raúl Castro se hizo cargo, en Columbia, del antiguo Estado Mayor Conjunto (EMC). Asimismo, el Gobierno Revolucionario ordenó la retirada de las tres misiones militares norteamericanas existentes en el país. Diferentes cargos de mando fueron ocupados por miembros del ER. El Comandante Augusto Martínez Sánchez fue designado como titular del Ministerio de Defensa. El día 19, el Comandante Camilo Cienfuegos, jefe de las Fuerzas de Tierra, Mar y Aire de la provincia de La Habana, fue nombrado, además, jefe del Estado Mayor del Ejército Rebelde (EMER).

Por Decreto No. 377 del 2 de febrero, el Comandante Raúl Castro devino segundo jefe de las Fuerzas de Tierra, Mar y Aire de la República de Cuba. Once días después, también asumió la jefatura de la Comandancia General del ER, órgano sustituto del antiguo EMC, el cual desempeñaría la máxima dirección militar del país.

Con la Ley No. 100, en febrero, se crearon, adscriptos al Ministerio de Defensa, los departamentos de Asistencia Técnica, Material y Cultural al Campesinado; Construcción de Viviendas Campesinas; Repoblación Forestal; Construcción y Organización de Ciudades Escolares; Asociaciones y Cooperativas de Consumo y Producción Agrícola, Comerciales e Industriales; Asistencia a las Víctimas de la Guerra y sus Familiares, y Playas para el Pueblo.

Esta adición en el contenido y funciones del ejército de nuevo tipo, evidenció la participación activa del mismo en las transformaciones socioeconómicas, a las cuales junto a las tareas de la preparación defensiva, dedicaba grandes esfuerzos y recursos en pos del mejoramiento de las condiciones de vida del pueblo inmerso en la obra edificadora de la nueva sociedad.

En marzo, por la Ley No. 147, se creó la Fuerza Aérea Rebelde como institución independiente. Al mes siguiente se produjo el primer cambio estructural significativo en los niveles de las tropas, al crearse las Fuerzas Tácticas de Combate en las tres regiones del país. Estas estaban compuestas por un regimiento de infantería, un batallón de artillería de campaña y uno blindado; y las compañías de Comunicaciones, Policía Militar y de Sanidad, además de una banda de música. También en abril se ordenó la creación del Cuerpo de Policía Militar Revolucionaria, de carácter nacional y subordinado al EMER.

El 16 de octubre se promulgaron, la Ley No. 599, que disolvió el Ministerio de Defensa Nacional, y la Ley No. 600, por medio de la cual nació el Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (Minfar). Al frente del mismo fue nombrado el entonces Comandante Raúl Castro Ruz. A partir de ese momento, el Minfar fue asumiendo distintas estructuras organizativas, en dependencia de las necesidades de la defensa. El 9 de noviembre adoptó su primera estructura orgánica, que contemplaba la aprobación de 10 departamentos, a los cuales se sumaron otros dos en enero de 1960.

Como órgano de dirección se creó el Estado Mayor General en abril de 1961. Así concluía el proceso estructural que se completaba desde meses atrás. En los días anteriores y posteriores a la Batalla de Playa Girón, se crearon los ejércitos y tipos de Fuerza Armada y se incorporaron jefaturas de Armas que, junto al aparato central, completaron la estructura de la organización militar.

Numerosas y ejemplares misiones ha cumplido el Minfar. Entre ellas destacan las decisiones para equipar con armamento moderno a las fuerzas armadas, el entrenamiento de las milicias populares, la preparación de los cuadros militares, la organización, estructura y funcionamiento del Ministerio, hasta la dirección de las acciones de Playa Girón, la lucha contra bandidos, la liquidación de contrarrevolucionarios infiltrados desde el exterior, la respuesta ante la Crisis de Octubre, la concepción estratégica de la Guerra de Todo el Pueblo y el cumplimiento exitoso de las misiones internacionalistas.

Hoy acomete nuevas tareas. Esto se debe, en primer lugar, al desvelo y las enseñanzas recibidas del Comandante en Jefe y el Ministro de las FAR desde 1959 hasta 2008. Ellos han sido maestros y educadores de varias generaciones de combatientes revolucionarios.

Enlaces directos