Escuelas provinciales de preparación para la defensa

Teniente coronel Dargen Tania Juan Carvajal

Heredero del heroísmo y la pureza patriótica de los ejércitos Libertador y Rebelde, el pueblo cubano se prepara para continuar victorioso en sus luchas. Una de las vías empleadas para desarrollar la preparación en función de la defensa de la Patria son las Escuelas Provinciales de Preparación para la Defensa (EPPD).

Estas instituciones docentes pertenecen al Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias. Fueron  creadas desde principios de la década de los ochenta, con el objetivo de formar y superar a los cuadros de las Milicias de Tropas Territoriales (MTT) y de la reserva, en los territorios de las provincias.

Las EPPD fundamentan la preparación del personal para la defensa en las Ciencias Militares y en la Pedagogía Militar Cubana y, de manera armónica, conjugan los diferentes procesos de preparación del personal.

Actualmente, tienen carácter territorial, se ubican en cada provincia y desarrollan el proceso de preparación del personal atendiendo al principio de enseñar lo necesario para la defensa.

El perfeccionamiento del sistema de preparación del personal introduce una nueva misión: los cursos de superación en defensa territorial para los cuadros y dirigentes de los Órganos de la Administración Central del Estado, Ministerio del Interior,  las organizaciones políticas y de masas y los de las fuerzas armadas del nivel provincial y municipal, además, los Órganos de dirección de la zona de defensa.

La nueva misión se traduce en cambios cualitativos en el personal docente. Se exige al claustro una preparación diferenciada referente a los componentes de la lucha no armada, conocimientos impartidos durante cursos de actualización en el Colegio de Defensa Nacional.

Una misión específica de las escuelas provinciales de preparación para la defensa es convertirse en microacademias del estudio de la Táctica. Esto incorpora una dimensión  investigativa al carácter de estas instituciones, cuyos resultados revelan las exigencias de la defensa territorial a la preparación de los cuadros.

Así, las EPPD se convierten en centros de referencia de la preparación para la defensa del territorio, no solo por sus resultados, sino por la influencia que ejercen sobre otras dependencias de la provincia.

En estas instituciones los cuadros reciben la preparación condicionada por las exigencias de la defensa territorial, bajo los principios de la Pedagogía Militar Cubana. Dichos principios responden a la educación en el rigor del trabajo; el trato correcto, diferenciado y respetuoso a los alumnos; y la correspondencia entre las influencias educativas y la realidad social donde viven.

Los profesores de las EPPD potencian la preparación metodológica, militar y especial, las habilidades y hábitos en el trabajo con la documentación combativa  y los resultados de las investigaciones validadas en la práctica de la propia unidad y del territorio. Ello se rige por el precepto marxista leninista que considera la práctica como fuente, objeto y criterio de validación del conocimiento.

Como parte de la superación profesional del claustro se encuentra el sistema de categoría docente. Este posibilita la obtención de las categorías docentes de Profesor Principal, Ayudante o Entrenador. Lo anterior exige obtener la preparación docente metodológica requerida para orientar y dirigir el perfeccionamiento de los programas de estudio y el proceso  preparación de los cuadros.

Además, este personal se supera sistemáticamente mediante cursos, autoestudio o actividades de carácter metodológico, lo cual permite al alumnado encontrar lo necesario para su capacitación, de acuerdo con las probables misiones que cumplirá en tiempo de guerra.

Los cuadros de la reserva y de las MTT cumplen un programa de preparación con vistas a alcanzar un nivel  determinado en la dirección y mando de las unidades. Entre las  asignaturas fundamentales se incluyen la Preparación Táctica General, de las Armas y de los Aseguramientos y la Preparación Política.

Enlaces directos