Días de la defensa

Coronel Amado Gilberto Moya Enríquez

Los días de la defensa constituyen una de las formas de materialización del carácter popular de la doctrina militar cubana. Con ellos se expresa, de forma concreta, la voluntad política del pueblo de defender su Revolución y el derecho de cada ciudadano a disponer de un lugar, un medio y una forma de participar en el rechazo y la derrota del agresor.

Brinda la oportunidad de alcanzar los conocimientos elementales para enfrentar al enemigo en caso de agresión militar. Ello repercute positivamente en la preparación y capacidad defensiva del país.
Esta actividad se desarrolla en todo el territorio cubano, con el objetivo de crear y perfeccionar, desde el punto de vista sociopolítico, técnico, militar y económico, las condiciones necesarias para actuar eficientemente ante los diferentes estados de excepción, mediante la preparación de los cuadros y funcionarios, órganos de dirección y de mando, así como de las distintas categorías de personal.

Durante el año se realizan los días de la defensa nacional y territorial. Su cuantía y carácter se establecen en la resolución del Presidente del Consejo de Defensa Nacional sobre la preparación para la defensa y en el plan de actividades principales de las Fuerzas Armadas Revolucionarias.
Los de carácter nacional duran dos días. La primera jornada se destina a las actividades con los Órganos de Dirección y de Mando a los diferentes niveles, y la segunda, a prácticas con las estructuras del dispositivo defensivo territorial y la población organizada, de acuerdo con los planes previstos para las situaciones excepcionales.

De los dos días de la defensa de carácter nacional, uno se dedica al Ejercicio popular de las acciones en caso de desastres, Meteoro, y el otro, a los aspectos generales de la preparación para la defensa, en el ámbito de un fuerte contenido político e ideológico y de movilización de las masas.
En el primer caso, se realiza con el objetivo de preparar a la población y el territorio para actuar en situaciones de desastres. La preparación de esta actividad se cumple sobre la base de lo dispuesto en la resolución del Jefe del Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil para la preparación y realización del Ejercicio Popular de las acciones en caso de desastres, Meteoro, elaboradas al efecto.
En el segundo caso, se efectúan actividades relacionadas con la actualización y puntualización de los conocimientos y las acciones a realizar por el personal, como parte de su preparación para la defensa. Este tiene un carácter político y movilizativo de las masas. También enriquece el trabajo patriótico, militar e internacionalista.

Los días de la defensa de carácter territorial se planifican con flexibilidad, en correspondencia con las características y posibilidades del territorio, a partir de las incidencias desde el punto de vista económico, político y social. Deben concretarse en las fechas más apropiadas.

Al organizar los días de la defensa, tanto territorial como nacional, repercuten las transformaciones realizadas en la preparación de la reserva y las Milicias de Tropas Territoriales (MTT), tras el inicio de la Operación Caguairán; debido a que estas categorías pasaron a un sistema de preparación superior de cohesión y completamiento cualitativo mediante las reuniones de estudios militares y concentrados.

Por ello, se deben continuar actualizando estas agrupaciones, en aras de mantener su completamiento cuantitativo y cualitativo. Esto se refiere, fundamentalmente, al conocimiento del nuevo armamento y a la realización de actividades prácticas.

En el caso de la reserva, se organizan los ejercicios por sus unidades de origen; las MTT lo hacen en sus regiones de designación combativa y participan en los ejercicios tácticos de las zonas de defensa.
Debe apreciarse,
además, que las actividades en estos días requieren de un total esclarecimiento de sus objetivos y un trabajo minucioso de preparación y realización en los diferentes niveles. Ello garantiza cumplir los objetivos planteados.

Enlaces directos